Público
Público

Aguirre dio 13 millones a las firmas de publicidad fantasma

El Gobierno regional adjudicó a las tres agencias que se coordinaban con la 'Gürtel' 20 contratos entre 2004 y 2008. La mayoría de adjudicaciones coincidieron con la precampaña de 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tres agencias que se beneficiaron de la publicidad fantasma en Madrid las campañas que el Gobierno de Esperanza Aguirre pagó en 2006 pero que nunca llegaron a realizarse en los términos acordados firmaron un mínimo de 20 contratos con la Comunidad entre 2004 y 2008, el periodo de máxima penetración de la trama Gürtel en el Gobierno regional.

Swat SL, la consultora que sugirió las adjudicaciones fantasma, y Over Marketing y Comunicación (Over MC) y Marketing Quality Management (MQM), las dos empresas que en teoría idearon las campañas Made in Madrid y El motor de nuestro desarrollo, sumaron en total adjudicaciones por valor de 12,8 millones de euros en este periodo, repartidas en ocho consejerías. Todas ellas en concursos abiertos, legales y publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad.

En estos años, el entramado del grupo de Francisco Correa concentró su actuación en Madrid y Valencia. Entre 2004 y 2008, facturó al Gobierno de Aguirre a través de las empresas que controlaba directamente como Easy Concept y Servimadrid alrededor de 3,5 millones de euros. Esta cifra equivale apenas al 30% de lo recaudado por las tres empresas beneficiarias de la publicidad fantasma que pagó el Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), dirigido por Aurelio García de Sola y adscrito a Economía.

Las tres agencias se coordinaron con la trama en varias ocasiones, según la documentación que maneja el juez del caso Gürtel en Madrid, Antonio Pedreira.

Según correos electrónicos aportados al juez por el ex concejal que denunció el entramado corrupto, José Luis Peñas, Swat SL organizó para la Gürtel adjudicaciones en Majadahonda cuando el alcalde era el hoy imputado Guillermo Ortega y su jefa de gabinete era Carmen Rodríguez, la esposa de Correa. Los emails, firmados por un ejecutivo de Swat SL, daban instrucciones sobre cómo trocear contratos para evitar el concurso público y repartirlos a dedo entre varias empresas amigas.

Por su parte, Over MC ayudaba a la trama a asociarse con empresas pantalla para poder acceder a concursos en Madrid sin dejar rastro, según ha declarado ante el juez la imputada Isabel Jordán, ex administradora de Easy Concept. La empresa trabajó en Balears para otro imputado, Pau Collado, durante la etapa de este como alto cargo de Jaume Matas, antes de asumir él mismo la dirección de Easy Concept.

Over MC ayudaba a la trama a asociarse con empresas pantalla

Según Jordán, fue un directivo de Over MC, Javier Rodríguez Monasterio, quien puso en contacto a la trama con MQM, la otra beneficiaria de la publicidad fantasma. MQM, que acabó contratando a Jordán, fue la empresa elegida por el hoy imputado Alberto López Viejo en 2007 para organizar los actos institucionales de Esperanza Aguirre. Pese a ello, las empresas de la Gürtel siguieron facturando a Presidencia por el mismo concepto.

Ese mismo año 2007, MQM abonó a la trama 409.000 euros. El fiscal del caso Gürtel ha pedido la imputación de su administrador, Antonio Martín Sánchez, después de que la diputada de Izquierda Unida Reyes Montiel presentara un escrito al fiscal tras descubrir que la campaña Made in Madrid nunca llegó a realizarse.

De las tres empresas de la publicidad fantasma, la mejor conectada con el Gobierno regional era Over MC. Entre 2004 y 2008 obtuvo siete millones en contratos, ya sea directamente o a través de Traci Comunicación, compañía gemela con la que compartía administrador y apoderado.

Además del contrato del Imade, Over MC logró otras siete adjudicaciones entre 2004 y 2007, que oscilan entre los 190.000 euros para una campaña publicitaria de Educación, en septiembre de 2006, y 1,31 millones por una consultoría para Familia y Asuntos Sociales, en abril del mismo año. Traci ganó otros cinco concursos. El mayor, para otra campaña en Educación, adjudicada en noviembre de 2006 por 223.000 euros.

El semestre preelectoral de 2007 fue el momento más intenso de adjudicaciones

Por su parte, Swat SL, que firmó con el Imade un contrato de consultoría en agosto de 2006, justo a tiempo para sugerir el nombre de las empresas adjudicatarias de la publicidad fantasma, había ganado otro concurso análogo en 2004 en el Canal de Isabel II, aunque por más dinero: 1,9 millones.

Finalmente, MQM obtuvo 2,7 millones en cuatro grandes contratos, incluido el del Imade, entre septiembre de 2006 y octubre de 2008, cuando fue contratada por López Viejo en Deportes. El de los actos de Presidencia, firmado justo antes del arranque de la campaña electoral de 2007, se gastó íntegramente durante la campaña. Luego el contrato fue ampliado y se extendió a 2008.

El semestre preelectoral de 2007 fue el momento más intenso de adjudicaciones del Gobierno de Aguirre a las empresas de la publicidad fantasma. En este periodo, la Comunidad firmó diez contratos con estas agencias: cuatro en Educación por un total de 711.000 euros, dos en el Imade por 3,25 millones; y uno en Sanidad (672.000 euros), Medio Ambiente (919.000), Economía (490.000) y Presidencia (250.000). Además, hubo dos modificaciones de contrato, que favorecieron a MQM y a Over MC.

En 2006, el Instituto Madrileño de Desarrollo adjudicó, a propuesta de Swat SL, dos grandes contratos de creatividad publicitaria muy por encima del precio de mercado: uno, para reforzar la importancia del “desarrollo equilibrado”, por 1,25 millones, lo ganó Marketing Quality Management (MQM) con el lema ‘Made in Madrid’. El otro, dirigido a autónomos y pymes, lo ganó Over MC por dos millones. Su lema: ‘El motor de nuestro desarrollo’. Los dos proyectos eran prácticamente clónicos, según los expedientes que se entregaron a la Asamblea de Madrid a petición de Reyes Montiel (IU) y Livia Castillo (PSOE). El de Over MC, al ser más cuantioso, incluía elementos propios, como un ciclo de teatro, otro de cine y un gran congreso de pymes y autónomos.Ambas campañas se pagaron, pero no hay rastro de que se realizaran. El consejero de Economía, Antonio Beteta, dijo en abril que se habían integrado en otras campañas para aprovechar “sinergias”.