Público
Público

Aguirre esquiva la protesta de los universitarios contra los recortes

Un centenar de profesores y estudiantes sacan tarjetas rojas y abuchean a las autoridades en el acto de apertura del curso en la Universidad Autónoma de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un centenar de estudiantes y profesores han irrumpido en el acto de inauguración del curso académico de las universidades públicas madrileñas en la Autónoma para protestar contra los recortes en Educación. En un primer momento estaba previsto que asistiera la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, motivo por el cual había sido especialmente difundida la convocatoria de la movilización. Tampoco ha asistido la consejera Educación y Empleo Lucía Figar. Sin embargo, a primera hora de la mañana, cuando estaba previsto el inicio del acto, la megafonía ha anunciado que la presidenta no iba a presentarse.

Aún así, los estudiantes y profesores han seguido adelante con su propósito y durante más de media hora no han cesado los gritos, pitidos y consignas contra los recortes y a favor de la universidad pública. Los manifestantes se han acercado hasta el Aula Magna de la Facultad de Medicina, donde iba a tener lugar el acto, mostrando unas cartulinas rojas para sacarlas a modo de rechazo al paso de las autoridades. Entre éstas se encontraba como representante de la Comunidad de Madrid el director general de Universidades, Jon Juaristi, quien ha dicho no entender la situación y a la pregunta de si es normal que la gente esté tan enfadada, ha respondido que 'ésta no es la gente'.

Pese a los pitidos y a los gritos, que no han cesado ni un minuto, Juaristi ha inaugurado oficialmente el curso y la secretaria General de la Universidad Autónoma, Pilar Cámara, ha dado su discurso, que no se podía oír desde ningún punto de la sala. 'Vuestras tasas no las pagamos', 'Qué barbaridad que el hijo del obrero no pueda estudiar' y 'No a la privatización de la Sanidad y la Educación', son algunos de los lemas que han gritado los estudiantes.

Juaristi, en nombre de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha inaugurado el curso y ha intentado cantar con el resto de asistentes el Gaudeamus igitur, aunque ante la continuación de los gritos y pitidos ha desistido. Tras la suspensión del acto -que, entre otras, cosas, ha impedido a la académica de la Lengua Inés Fernández-Ordóñez pronunciar la lección inaugural-, algunos de los rectores presentes han lamentado los hechos, y han coincidido en que no ayudan a defender a la universidad pública. 

La ausencia de Aguirre y Figar ha sido considerada como un 'éxito' por los sindicatos CC.OO., FETE UGT y CSIF, convocantes de la protesta junto a las asambleas de estudiantes, pues creen que su 'presión' es la que ha provocado que las representantes no acudieran al acto. Han justificado las protestas alegando que la universidad pública está siendo 'asfixiada' desde 2007 'poquito a poquito y sin que se note mucho' al ir reduciéndose paulatinamente su presupuesto, según César Gallo, de CCOO. De hecho, han animado a las personas presentes en la manifestación, que sumaban un centenar, a seguir trabajando en esta línea de protesta.

Además, entre los asistententes invitados al acto estaba el presidente de CEIM y la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, que ha sido abucheado por una docena de estudiantes a grito de: 'Fuera las empresas de la universidad'. Sin duda, ésta ha sido sólo la primera protesta de un otoño que será especialmente caliente en las universidades públicas debido a los recortes en los presupuestos y la subida de tasas de todas las titulaciones universitarias, más dura aún en los másteres públicos.