Público
Público

Aguirre gasta dos millones en vender su bilingüismo

PSOE, IU, sindicatos y padres denuncian la gran inversión que hace la Comunidad de Madrid en una campaña publicitaria para explicar su política lingüística, que no llega a todos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Es un Gobierno que vive de la propaganda; mucha foto y poca chicha'. La frase, pronunciada por el secretario general de Enseñanza de CCOO en Madrid, Francisco García, bien podría resumir la indignación que ha generado entre padres, docentes y la oposición política el dinero que Esperanza Aguirre dedica a publicitar el programa de colegios bilingües. La Comunidad de Madrid destina 2 millones de euros (1,8 en la campañay 0,2 en la creatividad) de los presupuestos madrileños a promocionar el programa de colegios bilingües, en el que gasta diez millones por curso.

Los madrileños llevan ya cuatro días conviviendo con la campaña publicitaria Yes, we want (Sí, queremos, en inglés), parafraseando el lema de campaña de Barack Obama, Yes, we can (Sí, podemos). El despliegue informativo, encargado a la agencia Adsolut, que ha realizado la comunidad para dar a conocer su programa abarca tanto anuncios en radio como en televisión, además de cartelería para el mobiliario urbano.

El PSOE advierte de que con ese dinero se escolarizaría a 13.000 alumnos

Los anuncios muestran a niñosque exigen una educación bilingüe: 'Papá, mamá, queremos estudiar en español y en inglés. Porque es la educación que queremos, apuntadnos ya'. El lema de la campaña ha generado además numerosas críticas porque se trata de una incorrección gramatical en inglés. La federación de padres de alumnos de la Comunidad de Madrid Francisco Giner de los Ríos (FAPA), se burló en una nota de este 'resbalón' al denunciar que a pesar de gastarse 1,8 millones en los anuncios no haya tenido 'presupuesto para un corrector que evitara un inglés in-correcto' en un spot que vende bilingüismo.

Para el secretario de En-señanza del PSOE madrileño, Félix García Lausín, 'escandaliza que se dediquen dos millones a publicitar un proyecto de diez'. Y hace cuentas: 'Si Fígar y Aguirre hubieran dedicado ese 20% más del presupuesto a contratar profesores bilingües, en lugar de sacar pecho, se habría podido escolarizar en este programa a 13.000 alumnos más'. El año que viene, serán alrededor de 60.000 los escolares inmersos en el programa, uno de cada diez.

'Es una gran operación de propaganda', denuncia CCOO

García Lausín vuelve a tirar de calculadora para aventurar que 'a este ritmo, a Esperanza Aguirre le harían falta 40 años para escolarizarlos a todos'.

El presidente de FAPA, José Luis Pazos, critica sobre todo que esta campaña de anuncios supone una inversión 'innecesaria'. Según Pazos, lleva ya los suficientes años en marcha para que los padres y madres madrileños hayan sido informados de su existencia y no hace falta publicitarla.

Este representante de los progenitores considera además que la campaña tiene una vertiente 'peligrosa': el abandono de otros centros. 'Con el asalto publicitario, los padres acudirán en mayor proporción a los centros bilingües en detrimento de los que no lo son. Así, Aguirre podrá asegurar, forzando la demanda, que se trata de un programa avalado por los padres', denuncia.

Francisco García considera que es un proyecto que 'se está vendiendo pero no impulsando'. Para CCOO, el impacto presupuestario de esta apuesta por el inglés debería ser mucho mayor de la actual, por lo que se queda en una 'gran operación propagandística, pura cosmética'. Desde el sindicato exigen a la consejera madrileña que, después de seis años, realice una evaluación para asegurarse cómo está funcionando y 'si está generando un retroceso en las demás materias'.

Según padres y sindicatos, la falta de un apoyo 'real' e intensivo al bilingüismo genera que muchos alumnos pierdan comba en las materias que se imparten en ese idioma, sobre todo aquellos que se incorporan de cero al programa. Algunos padres, incluso, se ven forzados a pagar de su bolsillo ese refuerzo con profesores particulares. 'En algunos institutos, dos tercios de los padres que tenían a sus hijos inscritos en el programa bilingüe han dejado de hacerlo al pasar a Secundaria, porque no están contentos con la enseñanza que reciben', relata Pazos.

El representante de los docentes de CCOO muestra sus dudas sobre la formación que reciben los docentes encargados de trasmitir conocimientos de otras materias en inglés: 'Tras un curso de tres meses, se van 20 días a Inglaterra, ¿y ya son bilingües?'. El programa bilingüe se inició en el curso 2004-2005 en 26 colegios públicos de Educación infantil y Primaria y cada año se ha ido ampliando a un curso superior, hasta alcanzar el próximo año académico .

Padres, sindicatos y oposición coinciden en que la desproporción entre el crecimiento de la red de centros bilingües y el presupuesto para dotarles generará el 'colapso' de estos colegios.

Para la responsable de Educación de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid, Eulalia Vaquero, la ecuación mucha publicidad y poca inversión está generando una 'situación caótica' para centros educativos y padres: el instituto al que acudirán algunos escolares que llevan varios cursos inscritos en el programa no forma parte de la red bilingüe, lo que genera un 'despilfarro' de recursos.

'Mucha propaganda, escasa planificación y más escasa financiación', resume Vaquero. 'Aunque el proyecto lleva ya seis años funcionando, la consejera no lo ha preparado en condiciones, y muchos alumnos se van a quedar sin continuidad', asegura. Vaquero denuncia además que este 'fracaso' muestra que el proyecto 'le viene grande' a la consejera Fígar a pesar de la apuesta 'a bombo y pla-tillo', porque a su entender ni los profesores están formados ni queda dinero en las arcas para formarlos.

Esta partida, que se dedica a proporcionar el aprendizaje de un segundo idioma entre los escolares, crecerá únicamente 80.000 euros para el próximo curso, un 0,8%. Con ese incremento, Madrid pretende ampliar un 17% la red de centros públicos que forman parte del programa: 36 colegios y 32 institutos. Además, otros 7 colegios concertados entrarán en el selecto grupo de centros que ofertan este programa educativo. En total, el curso que viene habrá un total de 311 centros bilingües en la región, de los que 242 son públicos (en Madrid hay 725 colegios públicos).

Con los 10.080.000 euros que figuran en los presupuestos aprobados por la Comunidad de Madrid para este proyecto, se financia la preparación de los docentes, materiales educativos, actividades extraescolares en inglés, auxiliares de conversación para profesores y un sistema de evaluación externa por medio de acuerdos con 'instituciones externas de prestigio internacional como el Trinity College de Londres y la Universidad de Cambridge', según la Consejería de Educación. Desde el departamento que dirige Lucía Fígar aseguran que se destina más dinero 'a bilingüismo': un total de 13,2 millones, 'presupuesto que procede de diversas partidas de distintas direcciones generales con actuaciones en este ámbito'.

El resultado de esta inversión de la consejería de Educación, dirigida por Lucía Fígar, debe suponer que los alumnos de los colegios bilingües reciban entre el 30% y el 50% de su horario en lengua inglesa, excepto las asignaturas de Matemáticas y Lengua Castellana. Además, la hora de tutoría será impartida en inglés.