Público
Público

Aguirre: "A mí me llevarían a la cárcel por cohecho impropio"

La presidenta de la Comunidad de Madrid defiende a Camps asegurando que a ella también le regalan "pulseritas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha salido en defensa de Francisco Camps, relacionado con el caso Gürtel por haber aceptado supuestamente trajes de una de las empresas del entramado de Correa, el cerebro de la trama.

En una entrevista concedida a la Cadena SER, Aguirre se ha escandalizdo con 'ese nuevo delito llamado cohecho impropio'. 'Cuando yo estudiaba derecho, el cohecho era aceptar una dádiva a cambio de algo, pero ahora el impropio es aceptar un regalo en consideración de la función, pero como no dice la valía del regalo, algunas 'pulseritas' podrían ser cohecho impropio, de modo que me lleven a la cárcel ya', ha sugerido. 'Con el cohecho impropio me llevarían a mí a la cárcel', ha insistido, 'porque a mí me regalan toda clase de cosas sin valor'. 

La dirigente conservadora ha optado por la línea del victimismo elaborada por su partido para defender la inocencia de Camps al afirmar que los informes policiales, que 'no condenan a nadie, de momento', son fruto de 'una camarilla en la que estaba un señor que participó en una cacería con Garzón y al que acaba de nombrar Rubalcaba y que presuntamente aparece en el caso Malaya'.

Aguirre atribuye a 'una camarilla' los informes policiales de la trama 'Gürtel'

Además, ha asegurado que los ciudadanos 'lo que no perdonan es que usemos nuestro cargo para hacernos ricos de manera corrupta' para añadir que 'cuando Camps llegó a la política tenía un patrimonio y no le ha aumentado'. Sobre este tema, Aguirre ha apuntado que su Gobierno se vió afectado por la trama Gürtel y que las personas implicadas 'están todos fuera del partido'. 'Y creo que en Valencia también lo están', ha afirmado.

Sobre su rival en las próximas elecciones autonómicas, Tomás Gómez, la presidenta regional ha asegurado que se trata de 'un rival muy respetable' al que ha criticado por 'hacer una oposición que no ha resultado creíble para los madrileños'. 'Criticar por criticar no le ha resultado efectivo', ha añadido. 

Aguirre no se siente preocupada por la elección de Gómez , aunque ha 'seguido con interés el proceso de primarias' en el que no ha visto 'una sola idea en que los candidatos hayan discrepado'. 'Eran cuestiones personales sobre si una es más atractiva que el otro', ha ironizado. 

'No es ningún secreto que estoy de acuerdo con MAFO'

Aún así, la conservadora no quiere relajarse ni confiarse. 'Todos los rivales me parecen duros y correosos y mi peor enemigo es el exceso de confianza', ha afirmado.

Aguirre ha vuelto a repetir elogios hacia Francisco Álvarez-Cascos, que aún no es candidato, aunque para la presidenta regional es un apersona 'que suma' para el partido y de la que 'una inmensa mayoría de ciudadanos' piensa que 'podría hacer mucho por Asturias'. 'En este momento en que Areces lo deja, es una oportunidad para el PP'.

También ha echado un capote al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que pidió a las Comunidades Autónomas un mayor control de las cuentas, llegando a proponer 'un límite de gasto'. 'No es ningún secreto que estoy de acuerdo con él', ha afirmado la conservadora, que pide 'imponer la ortodoxia financiera'.

'España debería usar la crisis para arreglar los problemas que tiene', ha continuado Aguirre que cree que 'la descentralización' tiene una parte 'de incremento de gasto que hay que cuidar'. Por esa razón ha pedido que si se ceden competencias a los entes regionales, se mantengan y no se dividan entre ayuntamientos y Gobierno central. 'La crisis es una buena base para comenzar las negociaciones', ha añadido después de pedir que 'los dos grandes partidos' aprovechen la situación de crisis 'para arreglar lo que tenemos que arreglar'.