Público
Público

Aguirre pide ahora perdón por poner en duda el trabajo de los docentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid argumenta: "El que tiene boca se equivoca"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid es experta en generar polémicas que suelen marcar la agenda política durante días, semanas o meses. Y después en intentar desinflarlas con matizaciones o incluso desdiciéndose. Este es el guión que ha trazado para poner un parche a su enfrentamiento con el profesorado de la escuela pública. Si la semana pasada disparaba todas las alarmas al decir que los docentes trabajan 20 horas semanales, menos tiempo que la mayoría de los madrileños, ayer dio marcha atrás. Su argumento: 'El que tiene boca se equivoca'.

Antes de abrir el turno de preguntas en una rueda de prensa tras la reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid, Esperanza Aguirre admitió la posibilidad de que sus palabras 'no fueran afortunadas'. 'Lo reconozco y pido disculpas. No es correcto: el horario es de 37,5 horas y lo que se sube es de 18 a 20 horas. Sé cuál es la jornada laboral de los profesores', insistió.

'Si se ha podido interpretar que creo que trabajan poco, es falso', matiza

El Gobierno regional ha exhi-bido una contradicción: las mismas voces que defienden una ley de autoridad del profesor han puesto en tela de juicio la profesionalidad de los docentes. Aguirre sostuvo que en ningún momento quiso trasladar esta idea. 'Si se ha podido interpretar que creo que trabajen poco, es falso', matizó

Dicho esto, manifestó que la huelga anunciada por los sindicatos de educación madrileños para el día 14, coincidiendo con el inicio del curso en Secundaria, es 'absurda, irracional y claramente política'. 'No se toca la jornada, la calidad, ni la retribución', precisó al tiempo que se retrató como la primera víctima de la reacción a las medidas que aplicará el PP si gobierna tras el 20-N. 'Es un ensayo general de lo que va a hacer la oposición y sindicatos si ganamos las elecciones', espetó.

Culpa de la carta con faltas a la empresa que distribuye las nóminas

Pese a que la convocatoria de huelga es firme, Aguirre se mostró convencida de que los profesores están dispuestos a hacer 'un esfuerzo'. Es precisamente un esfuerzo lo que demandó recientemente por carta a los docentes. Una misiva que los profesores recibieron junto a su nómina y que apareció sembrada de faltas de ortografía y con la firma estampada de la presidenta.

En un último intento de trasladar la idea de que desde Presidencia salió una carta impecable de ortografía, la dirigente regional cargó las culpas sobre la empresa encargada de enviar las nóminas. Según narró, 'la empresa que hace las nóminas, en lugar de imprimirla [la carta original] la copió'. 'Son los duendes de las tecnicalitis', según sostuvo, quienes hicieron que se escaneara mal la misiva y se olvidaran después de poner los acentos y el sello. A lo largo de toda la tarde, la presidenta esgrimió estos mismos argumentos y su rechazo a la huelga desde su perfil en la red social Twitter.

La presidenta baraja consultar a los funcionarios cómo ahorrar

Todo apunta que habrá más cartas. Aguirre puso sobre la mesa la posibilidad de enviar otra a los funcionarios de la Comunidad para pedirles ideas con las que ahorrar.

Los sindicatos de enseñanza madrileños creen que las disculpas de la presidenta son un 'cambio de estrategia', que toma después de ver cómo 'con insultos a los docentes sólo consigue sumar más huelguistas', informa Sergio Alonso. Así lo manifestó Paco García, responsable en el área de Educación de CCOO en Madrid. Su homólogo en UGT, Eduardo Sabina, declaró que 'a estas alturas la disculpa no sirve de nada' y, por lo tanto, 'lo que debería hacer la presidenta es sentarse a negociar'.