Público
Público

Aguirre pide cambios en la educación mientras defiende la calidad de las escuelas católicas

La presidenta madrileña anima a los profesores de las escuelas católicas a "transmitir los valores cristianos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, está exultante con la victoria del PP en las elecciones del 20-N. Este viernes, con evidente satisfacción, manifestó : 'Ha llegado la hora del cambio que España necesita en muchos aspectos y por supuesto en la Educación'.

Durante su intervención en el XI Congreso de Escuelas Católicas que se celebra en el Hotel Auditorium de Madrid, la presidenta madrileña apostó porque haya cambios en el sistema educativo. 'Las crisis son oportunidades de cambiar aquello que no se había cambiado en los tiempos de bonanza y que se cambia para mejor cuando llega la crisis. Ha llegado la hora del cambio que España necesita en muchos aspectos y por supuesto en educación. Para superar la crisis, no solo es la economía', afirmó la presidenta.

'La educación es absolutamente fundamental. Quiero transmitirles ese deseo de que la crisis sirva para que podamos cambiar aquello que quizás teníamos que haber cambiado antes pero que indefectiblemente tenemos que alcanzar', profundizó Aguirre en su discurso.

Aguirre destaca  la 'muy alta calidad de las escuelas católicas de Madrid'

En este sentido, Aguirre lamentó que, 'como resultado de algunas políticas pedagógicas equivocadas' como las de bajar el listón o aprobar con cuatro suspensos, los niños y los jóvenes españoles no están alcanzando el nivel de formación que necesitan'. 'La mejora del sistema educativo hará que los jóvenes españoles vuelvan a estar a la altura de los jóvenes de las naciones más avanzadas'.

Seguidamente, la presidenta madrileña señaló que el Gobierno de la Comunidad de Madrid impulsa 'reformas para recuperar valores' como los del 'estudio, el mérito o la excelencia'. 'Creemos que hay que darle más autonomía a los colegios, de la misma forma que creemos que las evaluaiones externas están sirviendo para conocer el estado real del sistema educativo', añadió.

Aprovechando el escenario en el que hablaba, la presidenta madrileña reivindicó los valores del cristianismo, que calificó de 'trascendentales'. 'Hoy constituyen la base de la civilización occidental. Nadie debe ni puede ignorar el origen cristiano de valores como la igualdad esencial de todas las personas, la dignidad inviolable, la piedad, la compasión o la paz'.

Señaló que los docentes de las escuelas católicas 'nunca deben avergonzarse de ser cristianos y de transmitir esos valores a los alumnos' a los que imparten sus conocimientos.

Por último, la presidenta madrileña también destacó la importancia de los idiomas, en especial del inglés, e hizo hincapié en la 'muy alta calidad de las escuelas católicas de Madrid'. 'muy alta calidad de las escuelas católicas de Madrid'