Publicado: 22.05.2012 09:54 |Actualizado: 22.05.2012 09:54

Aguirre pide suspender la final de Copa si se pita al himno

"No se debe consentir", dice la presidenta ante el temor de que se repita lo acontecido en la final de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona que se disputará en el estadio Vicente Calderón de Madrid no es una mera cita deportiva, al menos para la derecha.

Ante el riesgo de que las dos aficiones piten el himno nacional español como ya hicieran en la otra final que jugaron hace tres años en Valencia, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha propuesto algo francamente llamativo en Onda Cero: "Los ultrajes a la bandera o al himno son delito en el Código Penal. No se deben consentir y por lo tanto, mi opinión es que el partido se debe suspender y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar".

Sin embargo, pitar al himno y al rey, o al príncipe, no es delito. Tras lo sucedido en la final de 2009, la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) presentó una demanda en la Audiencia Nacional contra las dos asociaciones pro selecciones vasca y catalana. Entonces el juez Santiago Pedraz desestimó la demanda al considerar que pitar al rey y al himno no podía considerarse ni injurias al rey, ni apología al odio nacional ni ultraje a España.

En aquella ocasión el magistrado de la Audiencia Nacional escribió en su auto: "La pitada efectuada durante la llegada del rey y la interpretación del himno nacional, así como la colocación de pancartas con el lema Good bye Spain, están amparadas por la libertad de expresión".

"Si no quieren jugar la Copa de España que no la jueguen", dice Aguirre

Tres años después la situación podría repetirse. El diario El Mundo informa este martes en su portada de que las formaciones nacionalistas, con CiU a la cabeza, "piden pitar al himno nacional y al príncipe Felipe". La información ha soliviantado a Aguirre, para quien eso es, simplemente inaceptable: "No se debe consentir", afirmó en la entrevista con Onda Cero.

Aguirre dijo ser consciente de que su propuesta, de ser llevada a cabo, puede causar "mucho follón", pero cree que es necesaria. "Este es el campeonato de España. Esta Copa la entregaba el presidente de la República cuando había República, Franco cuando estaba Franco, y ahora es la Copa de su Majestad el rey, pero es la Copa de España", argumentó.

"Si hay parte de los aficionados, que estoy segura de que no son todos y que hay muchos que no son nacionalistas ni separatistas ni antiespañoles, que quieren silbar, pues mire usted, el partido no se va a celebrar, así de claro", afirmó.

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas tras visitar las obras del Hospital de Collado Villalba, Aguirre insistió9 en sus afirmaiones y aseguró que si hay equipos que no quieren jugar un campeonato de España, "que no lo jueguen".

"Lo que no puede es convertirse en un acto de manifestación hostil hacia España y los españoles. Por eso, si se produce la pitada, el partido se suspende, se celebra a puerta cerrada y ya verá usted cómo no se vuelve a producir", zanjó.

La presidenta madrileña explicó que lleva tiempo pensando en esa solución y puso como ejemplo al expresidente francés Nicolas Sarkozy, quien en 2008 amenazó con suspender cualquier partido de fútbol o competición deportiva en el que se silbara La Marsella .

De momento las plataformas en favor del reconocimiento internacional de las selecciones deportivas gallegas,  catalanas y vascas sólo han pedido a sus aficiones llenar Madrid y el estado Vicente Calderón de senyeras e ikurriñas el próximo viernes.

Sin embargo, la plataforma Catalunya Acció sí está animando a llevar a cabo una "pitada por la independencia" durante la final.