Público
Público

Aguirre prefiere a los jóvenes que irán a ver al Papa

Cayo Lara denunció una violación de los derechos fundamentales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se congratuló ayer del desalojo. 'Hace 80 días que se está incumpliendo la ley y por fin la delegada del Gobierno en Madrid ha cumplido con su obligación', aseguró desde Málaga. Aguirre desvinculó la visita del Papa a Madrid con el desalojo y añadió que es 'un honor y un privilegio poner a 1,5 millones de jóvenes detrás del Papa, con unos ideales humanos y altruistas'. Añadió que la visita costará a los madrileños 'cero euros'.

Aguirre no se olvidó de Alfredo Pérez Rubalcaba. 'Un ministro que jura cumplir la ley y hacerla cumplir y no la cumple ni la hace cumplir, menos mal que ya no es ministro', afirmó.

En contra del desalojo se pronunció ayer el coordinador general, Cayo Lara, quien denunció una violación de los derechos fundamentales. 'Las manifestaciones de rebeldía no se van a contener porque se pongan muchos policías en la Puerta del Sol, si no se contienen adoptando medidas que tienen que ver con la transparencia y la democracia', afirmó Lara, en declaraciones a la Cadena SER.

El líder de IU no dudó en vincular el desalojo con la visita del Papa, que aseguró costará 25 millones de euros a los españoles.