Público
Público

Aguirre quiere que los profesores vigilen los comedores para abaratarlos

La presidenta de la Comunidad de Madrid considera que esta labor la deben llevar a cabo los docentes, ya que están dentro de su horario laboral de 27,5 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha señalado este lunes que la Comunidad va a tratar de rebajar las tasas que pagan las familias por el comedor escolar ordenando que sean los profesores los que hagan la labor de vigilancia en el tiempo de recreo asociado a la comida.

Aguirre ha explicado que ha sido una 'sorpresa' para su gobierno conocer que gran parte del coste del servicio se deriva de que los centros incluyen en la licitación del servicio la vigilancia de los niños, que no realizan los profesores.

La presidenta ha considerado que esta labor la deben llevar a cabo los docentes, ya que están dentro de su horario laboral de 27,5 horas, por lo que ha señalado que 'vamos a resolver este asunto por el procedimiento de que a quien corresponde vigile'.

Aguirre ha avanzado que, aunque es un tema 'complicado' porque los contratos están 'en vigor', tratarán de modificar el actual modelo de gestión del comedor tras se preguntada por la decisión de la Comunidad de dar libertad a los consejos escolares de cada centro para decidir si las familias que opten por enviar a sus niños al colegio con fiambrera deben pagar o no una tasa.

La consejera de Educación, Lucía Figar, ha explicado que desconocía hasta hace 'unos meses' que el precio del comedor incluía la vigilancia de los niños, y ha añadido que su departamento tiene que revisar los contratos entre los centros y las empresas que gestionan los comedores para hallar una solución.

Figar ha añadido que si los profesores asumen la vigilancia, los precios de los comedores 'podrían ser más baratos', y ha apostillado que los padres deben saber que en la actualidad 'no están pagando' solo 'por llevar la comida de casa', ya que los contratos entre los colegios y las empresas que gestionan el comedor incluyen el control de los recreos.

Figar asume que será 'difícil' resolver el cambio sobre el servicio de vigilancia 'con carácter inmediato' 

También ha apuntado a que la Comunidad 'no ha cerrado una tasa' para las familias que envían al colegio sus hijos con fiambrera precisamente porque cada colegio tiene un acuerdo individual con la empresa que gestiona su comedor.

Ha aducido Figar que será 'difícil' resolver la modificación sobre el servicio de vigilancia, en la que la consejería trabaja 'hace meses', 'con carácter inmediato', por lo que ha dejado abierta la posibilidad de que se cierre con el curso ya iniciado.

La responsable de Educación ha explicado a los periodistas que lo que actualmente las familias de Madrid pagan por la comida de sus hijos es aproximadamente el 50 % del coste total del comedor. 'No creo que llegue a 2,5 euros de cada 5', ha apuntado.