Público
Público

Aguirre rectifica su idea del 'gratis total' para los peregrinos

La sanidad madrileña cambia una orden anterior que eximía a los peregrinos desplazados de facturar el coste de su asistencia sanitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apenas unas horas después de que se hiciese pública una orden de la Consejería de Sanidad de Madrid, enviada ayer, para que la asistencia sanitaria a los peregrinos de fuera de Madrid esté exenta de facturación a sus países o comunidades de origen, el Gobierno de Espernaza Aguirre tuvo que rectificar. En un correo electrónico 'aclaratorio', la Dirección General de Atención Primaria que dirige Antonio Alemany aclaraba que la asistencia a los peregrinos 'no debe ser facturable, en el sentido de cobro directo y en el momento de la atención al usuario'.

'A estos efectos, se tomará nota de los datos (nombre y apellidos, país de origen y seguro de viaje, en su caso) del usuario y del concepto facturable para, con posterioridad, y de acuerdo con la normativa de aplicación y la cobertura existente en función del país de origen, proceder a la gestión del reembolso', señalaba el mensaje.

 

Sanidad corregía así la orden remitida ayer según la cual, a diferencia de lo ocurre con los pacientes de otras comunidades autónomas y de otros países, cuya asistencia debe facturarse a sus lugares de origen, bastaba con presentar una credencial de peregrino para que la sanidad pública madrileña corriera con todos los gastos, engrosando así la financiación pública de este evento confesional.

La Consejería de Sanidad, la misma que hace pocos meses planeaba en un documento establecer copagos o suprimir una veintena de prestaciones sanitarias, difundió esa orden entre los centros de salud para que la asistencia sanitaria a los peregrinos de fuera de Madrid estuviera exenta de facturación a terceros.

Con presentar una credencial de peregrino, la sanidad pública corre con los gastos La orden rectificada posteriormente, remitida por indicación Alemany a las siete direcciones de área de Primaria, dejaba claro, 'ante las dudas' surgidas sobre la asistencia a los peregrinos entre los profesionales de los centros de salud, que 'no se debe realizar facturación por la asistencia prestada en nuestros centros de salud' a los fieles asistentes a la JMJ.

Al poco de divulgarse la noticia, fuentes de la Consejería de Sanidad aseguraron a este diario que a los peregrinos 'se les va a cobrar como a todo el mundo' y aseguraron que esta tarde se remitiría, como así ha sido, un nuevo correo electrónico 'aclaratorio'.

Desde la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad de Madrid, una de las entidades que divulgaron la primera orden, se preguntaban si los fieles de otras confesiones no residentes en Madrid también deberán quedar exentos de facturación a partir de ahora y aseguraban que muchos profesionales sanitarios de los centros de salud están 'indignados' con este trato de favor, máxime cuando se está hablando de que faltan recursos en sanidad.

Según un portavoz de la Coordinadora, los profesionales tampoco sabían cuál debe ser el documento que deben exigir para acreditar la condición de peregrino de un paciente y excluir del pago, así a su país o comunidad autónoma de origen.