Público
Público

Aguirre es reelegida entre acusaciones de corrupción

La presidenta contraataca relacionando este fenómeno con el comunismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por 72 votos, los de los diputados del PP, frente a los 57 que suman los de los partidos de la oposición PSM, IU y UPyD, Esperanza Aguirre fue proclamada este miércoles presidenta de la Comunidad de Madrid. Lo será por tercera vez consecutiva. Esto ocurrió al filo de las tres de la tarde, cuando se cumplían cinco horas de la segunda jornada de investidura, protagonizada por las intervenciones de los portavoces parlamentarios.

Uno de los momentos más acalorados de la mañana se vivió en el turno de Gregorio Gordo. Iba el representante de IU por la página 5 de su intervención, de un total de 26, cuando puso sobre la mesa el escándalo Gürtel. 'Es verdad que los innumerables casos de corrupción, que nos ha hecho tener que soportar la presencia ininterrumpida de tres diputados de su Grupo imputados en la trama Gürtel, votando con disciplina militar sus recortes, no les ha afectado electoralmente como el sentido común parece debería haber aconsejado', aseguró.

No obstante, insistió en que su grupo no dejará de exigir 'responsabilidades políticas'. Se trata de un anuncio que no escoció tanto a Aguirre como cuando el portavoz de IU la espetó que 'es su modelo político y económico el que genera los casos de corrupción'.

La ya presidenta del Ejecutivo regional, que tomará hoy posesión de su cargo, subió encendida a la tribuna. Ella, que durante su discurso del día anterior se había erigido en defensora y portavoz del liberalismo no estaba dispuesta a que atacaran su ideología y respondió con otro ataque.

'En los países comunistas no es que la corrupción aparezca de vez en cuando; es que es la esencia del sistema. Ahí tiene a Stalin, a Mao o a Fidel Castro', se defendió Aguirre entre los aplausos de una bancada conservadora muy entregada pero con la mente muy puesta en quiénes serán los premiados en la nueva configuración del Ejecutivo regional. Previsiblemente se anunciará hoy.

Tomás Gómez pide la devolución del dinero robado por los corruptos

Gordo no desaprovechó el capote que le puso la presidenta. Sostuvo que 'el modelo político, económico y social de IU está en la Constitución' y que 'el problema' está en que ella 'se sale mucho de la Constitución'. Y Aguirre, que no rehuye ningún debate volvió a entrar al trapo: '¿Qué hace Izquierda Unida con la bandera republicana y defendiendo la República. Que yo sepa la Constitución dice que esta es una monarquía parlamentaria, no una República?'. Los suyos seguían aplaudiendo.

El caso Gürtel también sobrevoló por el discurso del socialista Tomás Gómez, que se estrenó como portavoz del PSM. En un discurso muy centrado en las apuestas de su campaña electoral, el socialista demandó la 'devolución a las arcas públicas de los millones de euros públicos desviados a la trama'.

El PP propondrá reducir el 20% la asignación a los grupos políticos

Aguirre apenas se inmutó en este caso. 'Dice que se devuelva el dinero que han robado los de Gürtel. ¿Hay alguna sentencia que diga cómo, quién y cuánto? Cuando la haya se hará', respondió sin perder la oportunidad de recordar a Gómez que su número dos está 'con-de-na-da' por prevaricación. Y que estar condenado es más que estar imputado.

La principal aportación del debate del socialista fue la de la propuesta de una comisión parlamentaria que establezca un diálogo con el 15-M, movimiento que acaparó gran parte de las intervenciones. Al PP, que goza de una amplia mayoría no le entusiasmó mucho la propuesta. Además, Gómez solicitó que el Gobierno regional informe en una web que dé cuenta a los ciudadanos de cómo se gasta su dinero en tiempo real.

También fue el estreno de Luis de Velasco (UPyD). Estreno doble, porque el grupo debuta también esta legislatura en la Asamblea. La formación que a nivel nacional preside Rosa Díez llevó a la Asamblea sus demandas de listas abiertas y de devolución de competencias al Estado en materia de Educación y Sanidad.

En esto último chocó con Aguirre, que consideró que si el Estado recupera las competencias en Educación la Comunidad desandará el camino andado en los últimos años.

El portavoz del PP Iñigo Henríquez de Luna, anunció que renunciaba al coche oficial. Y que su Grupopropondrá reducir en un 20% la asignación a los grupos parlamentarios en la Asamblea.