Público
Público

Aguirre: "Los regalos valiosos se devuelven todos"

Defiende que González esté de vacaciones en vez de votar los Presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esperanza Aguirre se queda con las pastas de las Clarisas o las mandarinas que le manda la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. 'Los regalos valiosos se devuelven todos. Yo sólo acepto los perecederos. Es decir, los de comer', explicó ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Pero, consciente de que hasta estos son, en algunos casos, productos de lujo, Aguirre señaló que también rechazaba 'el caviar'. La dirigente conservadora dijo que ese había sido su criterio durante los cerca de 20 años que llevaba ostentando cargos públicos y que no iba a cambiar ahora: 'Lo he hecho durante toda mi vida y pienso seguir haciéndolo'.

El código ético que aprobó el pasado lunes el PP prohíbe aceptar obsequios que no respondan a los usos sociales. Y en plenas Navidades es costumbre recibir algún detalle. En rueda de prensa tras el consejo de Gobierno regional, le preguntaron a Aguirre si su equipo estaba dispuesto a devolver los que les enviaran. Aguirre mantuvo que, a raíz del caso Gürtel, se enteró de que la aceptación de cualquier regalo, sin tener en cuenta su importe, podía ser considerado cohecho impropio si se hacía en consideración del cargo. Entonces consultó qué se podía o no quedar. 'Y, desde luego, los zapatitos que una asociación de mujeres gitanas me regaló para mi nieta no entran en este caso'.

La presidenta madrileña reconoció que no devolvía los regalos publicitarios. Así es como aceptó un albornoz que le envió una de las empresas de Francisco Correa. Pero comentó que estos se repartían habitualmente entre el personal de la Comunidad de Madrid.

Aguirre dijo que le parecía 'estupendamente bien' el código de buenas prácticas y aún 'mejor' que José Manuel Romay Beccaría hubiera sido nombrado 'auditor interno' para velar por su cumplimiento. Como presidenta del PP de Madrid tendrá que aplicarlo. En el partido no todos creen que el Código vaya a servir para luchar contra la corrupción. Un alto dirigente del PP bromeaba hace unos días sobre este asunto recordando que 'bastaba con cumplir los diez mandamientos' .

Aguirre ayer también tuvo que justificar la ausencia del vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, del Pleno que aprobó los Presupuestos regionales para 2010.

En la Asamblea de Madrid aseguran que González estaba en Zanzíbar (Tanzania). 'No tengo ni idea de dónde está. Se ha ido de viaje con su familia. Una semana de vacaciones es algo que se concede a todo el mundo', recalcó Aguirre quien se mostró sorprendida con las críticas. 'Lo consideran un hecho excepcional, yo no. Yo también me tomo mis semanas de vacaciones', le defendió. Además, indicó que la nueva prórroga del secreto sumarial del caso Gürtel dejaba en una situación de 'indefensión' tanto a los afectados como a las personas que tienen 'que tomar decisiones relacionadas con ellos'.