Público
Público

Aguirre sitúa el origen de la crisis en las políticas socialistas "desbocadas"

Asegura que los países gobernados por la izquierda como España, Grecia o Portugal sufren más la recesión por culpa del gran gasto social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El origen de la crisis está en las 'políticas desbocadas' de gasto de los ejecutivos socialistas. Es la reflexión que hace la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre sobre la actual recesión económica. Un calco a la que ya ha expresado el ex presidente Aznar en multitud de ocasiones.

Ni rastro en sus palabras del boom inmobiliario o las hipotecas basura. Ni una mención a la falta de regulación financiera.

'Parece que hay un acuerdo unánime entre economistas y expertos de que la actual crisis, en gran medida, ha sido producida por el crecimiento desmesurado del gasto público, que ha sido siempre seña de identidad de los gobiernos socialistas', ha aseverado. La conservadora cree que 'no es casualidad' que la actual crisis económica afecte con mayor virulencia y de forma más grave a países que, como España, Portugal o Grecia, están gobernados por los socialistas.

Aguirre estaba rodeada de 'los suyos', en la presentación de Pedro Passos Coelho, presidente del principal partido de la oposición en Portugal, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha), que hoy ha participado en el curso de verano de FAES con una conferencia titulada 'Un proyecto de futuro para Portugal'.

La presidenta madrileña considera que España y Portugal están viviendo situaciones parecidas y que tienen algunos puntos en común, como el hecho de que ambos países tengan que afrontar una crisis económica sin precedentes gobernados por los partidos socialistas.

Tras insistir en que una de las causas fundamentales de la crisis tiene que ver con las 'políticas desbocadas' de gasto de los ejecutivos socialistas, Aguirre ha añadido que 'es evidente que esos gobiernos no serán nunca los más adecuados para sacar a sus países del atolladero al que nos han conducido'.

Por su parte, el líder del principal partido de la oposición de Portugal, quien también ha estado arropado por el ex presidente del Gobierno español José María Aznar, ha centrado su discurso en estos términos al señalar que 'el compromiso de los socialistas con la llamada economía social del Estado no ha funcionado'.