Público
Público

"Ahora a robar, se llama recortar"

Cientos de personas se manifiestan frente al hospital de La Princesa de Madrid para apoyar la huelga del personal sanitario contra la privatización de la sanidad pública

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Yo tenía una sanidad pública y de calidad/la quieren privatizar/no les vamos a dejar'. Con este cántico, parte del personal sanitario de la comunidad de Madrid que hoy ha secundado la huelga convocada por los sindicatos del ramo, resumió a los ciudadanos el motivo de sus protestas, en una concentración que, como cada tarde desde hace casi un mes, tuvo lugar frente al hospital de La Princesa.

Casi medio millar de personas -médicos, enfermeros, técnicos, personal no sanitario, pacientes y ciudadanos en general- procedentes de numerosos centros sanitarios de la región, visibilizaron su primer día de huelga conjunta marchando alrededor del centro que inició el primer encierro, en protesta por el Plan para la sostenibilidad del sistema sanitario público del Ejecutivo de Ignacio González. Ni siquiera la amenaza de lluvia consiguió evitar que la marea blanca saliera a inundar la calle.

'Ignacio, capullo, recórtate lo tuyo' o 'Ahora a robar, se llama recortar', fueron algunos de los gritos que corearon los manifestantes, que denunciaron la 'privatización encubierta' que se esconde bajo la pretendida 'externalización' de servicios que anunció la Consejería de Sanidad para seis hospitales de Madrid. A ello se suman, además, recortes de presupuesto, la implantación del euro por receta y la futura transformación de La Princesa y el Carlos III, que, si el Gobierno regional no da marcha atrás, dejarán de ofrecer los sevicios especializados en los que son expertos.

Asimismo, 27 centros de atención de primaria, que esta noche protagonizarán su primera #NocheBlanca, deberán convertirse 'en una especie de cooperativas que prestarán servicios privados al 10% de sus pacientes', explica Pedro Briso, de CCOO. 'Ese es el primer paso para que empiece a haber una puerta para los clientes de la privada y otra puerta para los pacientes de la pública en los centros de salud', aventura el delegado sindical. 

'Siguen negando que sea una privatización, pero lo es'

'Antes del 31 de diciembre se irán a la calle los interinos de los centros y antes de junio de 2013 entrará el personal de las empresas privadas a sustituirlos', especifica Mayte Fernández, enfermera del Centro de Salud de Canillejas. 'Siguen negando que sea una privatización, pero lo es', sentencia esta trabajadora, que pertenece al sistema público de sanidad madrileño desde hace más de 30 años.

'Es cierto que no venden los hospitales en sí, pero tampoco demuestran que la gestión privada de hospitales públicos -ya implantada en algunos centros de la comunidad- salga más barata', expuso Fernando Sáiz, adjunto al servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico San Carlos. De hecho, la Plataforma de Trabajadores y Usuarios por la Sanidad, creada tras el anuncio de las nuevas medidas del Gobierno regional, ofreció una rueda de prensa en la que desmentía los argumentos del departamento de Javier Fernández Lasquetty

'La Consejería nos da cifras aproximadas del gasto anual por paciente de unos 600 euros al año y argumenta que, con la gestión de empresas privadas, este gasto se vería reducido a 441 euros per cápita', explicaron. 'Pues bien, en los seis hospitales que la Consejería pone en venta, el gasto anual por paciente en 2011 ha sido de 353 euros, en el Infanta Leonor; 367, en el Hospital del Sureste; 381, en el Infanta Sofía; 385, en el Infanta Cristina; 443 en el Hospital del Tajo; y 451, en el Hospital de Henares', especificó la plataforma.

Antes de la multitudinaria concentración, por la mañana, algunos trabajadores se acercaron al centro de la capital para informar a los ciudadanos sobre los motivos de la huelga. 'Algunos estaban totalmente desinformados; nos preguntaban si nos movilizábamos porque no tenemos paga extra de Navidad', contaron Mar y María, médicos residentes en La Princesa. 'Defendemos algo que es de todos, porque nosotros somos médicos, pero también somos pacientes, estamos de los dos lados', recordaron. 'El principal motivo por el que estamos aquí es para defender la sanidad pública', reiteró Pedro Briso, de CCOO.

'No reclamamos una mejora salarial ni laboral, nunca nos hemos quejado por eso'

'No reclamamos ni una mejora salarial ni de las condiciones de trabajo', aclaró también Alejandra Gullón, residente de cuarto año en Medicina Interna, mientras algunos manifestantes gritaban 'Paciente, escucha, es por ti la lucha'. 'Desde que empezamos la residencia nos han rebajado el sueldo un 35% y nunca nos hemos quejado. Entendemos que en tiempos de crisis hay que hacer un esfuerzo, pero quienes tienen que gestionarlo son los sanitarios, que son quienes saben dónde están los excesos de la sanidad pública y no las empresas privadas que sólo buscan su propio beneficio económico', añadió.

Su compañero Miguel Hernández también insistió en que lo que reclaman con sus protestas es 'una sanidad 100% pública, universal y de calidad'. 'No queremos que se divida a los pacientes en rentables y no rentables; queremos que continúe la mejor forma de hacer llegar una mejor sanidad a un número mayor de pacientes', agregó. 'Y la sanidad pública también es la mejor fórmula para formar a los futuros médicos', defendió. 

Todos ellos son trabajadores de La Princesa. En este centro, a pesar de haber llegado a un acuerdo 'verbal' -recuerdan- con la Consejería de Sanidad, aún mantienen su lucha. 'Dicen que se va a quedar como está, pero algunas especialidades se van a ir igualmente y la docencia ya no será la misma', advirtió Mar. 'Yo creo que lo van a ir desmantelando poco a poco y el hospital irá perdiendo su calidad, aunque ahora parezca que han dado marcha atrás', añadió María. 

'No queremos dividir a los pacientes en rentables y no rentables'

'No parece que esté al 100% conseguido porque si siguen manifestándose, será por algo', declaró Conchi Rojo, una vecina del barrio desde hace 40 años. 'Aquí han operado a mi padre y a mi madre y yo estoy encantada con el servicio que tienen', defendió esta usuaria que apoya las concentraciones del personal siempre que puede.  Otro usuario que también acude a la protesta 'todos los días, a las 11.00 y a las 18.00 horas', Emilio Garitaonandia, jubilado de 68 años, extendió su indignación hasta el Gobierno central y el Ministerio de Ana Mato. 'Nos están robando hasta el corazón', sentenció. '¿Que si se nota la privatización y los recortes? De momento, ya pagamos las medicinas que antes no pagábamos', recordó. Y concluyó: 'Si esto sigue así, acabaremos volviendo a los tiempos de Franco...'


El alcalde de Robledo de Chavela, Mario de la Fuente (PP), irrumpió esta tarde, sobre las 17.30 horas en el centro de salud de dicha localidad madrileña para criticar la huelga de personal sanitario que comenzó hoy, según han informado a Público fuentes ligadas a los trabajadores.

Según dichas fuentes, De la Fuente, 'tras encararse con el personal de guardia -tres personas- ordenó a los policías municipales que le acompañaban que retirasen los carteles y la pancarta alusivas a la huelga arguyendo que se trataba de 'propaganda política''. Asimismo, 'acusó al personal de provocar desórdenes que no iba a tolerar en su pueblo'.

Los trabajadores esperan que 'no se repitan estos hechos', ya que lo consideran un 'atentado directo' contra su 'derecho a protestar contra la privatización de la sanidad'. La pancarta retirada rezaba: 'La sanidad pública no se vende, se defiende'.