Público
Público

Aído dice que las palabras del Papa son un avance pero hacen falta más pasos

También ha recordado que fue una "tremenda irresponsabilidad" negar que el preservativo frena la transmisión del sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, ha considerado que las palabras del Papa en las que justifica el uso del preservativo en algunos casos suponen un avance pero ha subrayado que 'son necesarios muchos pasos más si quieren romper con ese divorcio que tienen con la ciudadanía'.

En una entrevista en la Cadena Ser, Aído se ha referido así a las palabras del Papa sobre el uso del preservativo que se recogen en el libro La luz del mundo. El Papa, la iglesia y las señales del tiempo. Una conversación con el Santo Padre Benedicto XVI, que saldrá a las librerías el próximo 23 de noviembre, y del que este sábado publicaba un resumen el diario vaticano L'Osservatore Romano.

Aído ha subrayado que las palabras del Papa suponen 'un paso al que no hay que quitarle mérito, mucho más cuando en un tema como éste han querido tener la razón todo el tiempo, por los siglos de los siglos'.

'Son muchas las posiciones que tienen que modificarse' ha dicho la secretaria de Estado, en la que ha sido la primera reacción del Gobierno sobre las palabras de Benedicto XVI.

Aído también ha comentado que coincide con la 'tremenda irresponsabilidad que supone decir que el uso del preservativo no sirve para frenar el VIH en África'.

La presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soelto, y la de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Basteiro, han coincidido en calificar de 'pequeño avance' las palabras del Papa, pero han pedido a la Iglesia que sea 'más contundente' en este asunto.

'Bien la declaración en sí misma de que el uso del preservativo está bien, mal el contexto en que lo hace'Soleto ha subrayado que, en cualquier caso, 'todo lo que ayude a utilizar un instrumento que salva vidas bienvenido sea' aunque ha insistido en que la Iglesia 'debería manifestarse más contundentemente'.

Ha considerado que la vía por la que el Papa ha hecho estas manifestaciones no es la habitual de la Iglesia y ha criticado que el Pontífice haya limitado el uso del preservativo y haya puesto como ejemplo el de la prostitución. 'Bien la declaración en sí misma de que el uso del preservativo está bien, mal el contexto en que lo hace y mal el caso al que se refiere', ha aseverado Soleto.

Por su parte, Besteiro ha subrayado que el trasfondo 'sigue siendo el mismo' ya que si bien el Papa justifica el uso del preservativo en algunos casos, luego precisa que 'no es la manera de combatir el sida, ya que es necesaria una humanización de la sexualidad'.

Besteiro se ha preguntado qué entiende el Papa por 'humanización de la sexualidad' y ha señalado que lo que sí parece claro es que Benedicto XVI no admite la libertad sexual de cada individuo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.