Público
Público

Aire para invertir en las empresas

El presidente anuncia incentivos fiscales en Sociedades para facilitar la liquidez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grandes ejes pero también algunas medidas concretas. El Consejo de Ministros aprobará hoy un 'plan de acción' para los próximos quince meses, con el objetivo primordial de crear empleo. El plan contiene por ahora un abanico de estrategias destinadas a crear las condiciones necesarias para generar nuevos puestos de trabajo, pero el presidente José Luis Rodríguez Zapatero anunció también algunas iniciativas específicas que contendrán el plan, como dos fuertes incentivos fiscales.

Libre amortización. Liquidez para invertir

Las empresas españolas podrán decidir libremente el calendario para amortizar sus inversiones hasta 2015. Esta medida ya existía para empresas pequeñas aquellas que tienen una cifra de negocio anual inferior a ocho millones de euros, estaba ligada al mantenimiento del empleo y se extinguía en 2012.

Hacienda reformará la Ley del Impuesto de Sociedades para generalizar este incentivo sin condiciones. A la hora de hacer la declaración, la amortización de las inversiones actúa como una deducción fiscal que lleva a pagar menos, pero, hasta el momento, Hacienda marcaba los plazos y las cantidades a deducir, en función de ciertos parámetros, como el tipo de inversión. Ahora las empresas podrán gestionar qué cuantía amortizan en cada ejercicio, según les sea más conveniente. A la postre, es una herramienta para que las empresas puedan pagar menos impuestos en un ejercicio y destinar esa liquidez a generar nuevos puestos de trabajo, según prevé el Gobierno.

Un impuesto menos. Ampliaciones de capital

El presidente del Gobierno anunció ayer también que se eliminará de forma 'permanente' el impuesto a las operaciones societarias destinadas a ampliar capital en una empresa, o a que los socios hagan aportaciones para cubrir pérdidas. Este impuesto, el de Actos Jurídicos Documentales, ya se había declarado exento para 2011 y 2012 para las empresas de reducida dimensión, y ahora será con carácter general y permanente. 'Esta medida supondrá una significativa reducción de costes para las empresas que decidan reforzar sus recursos propios, incentivando así el crecimiento empresarial', aseguró el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.

Contratos públicos. La igualdad puntuará al alza

Zapatero avanzó ayer que se realizarán cambios en el sistema de contratación pública, de forma que se introduzcan 'criterios de preferencia' para que las empresas que cumplen la Ley de Igualdad estén favorecidas a la hora de ser adjudicatarias. El rasgo que se valorará es que las empresas tengan el 'distintivo de igualdad', una consideración que reconoce el Gobierno a las empresas que cumplen ciertas condiciones, como la presencia de mujeres en los puestos de dirección. Hasta 600 compañías, entre ellas varias constructoras, han optado a este distintivo. Por ahora, aún no se ha resuelto cuáles lo tendrán, pero el proceso de reconocimiento se resolverá a finales de este año.

Agenda social. Políticas activas

El presidente anunció además que el Consejo de Ministros del próximo día 26 aprobará la creación de una comisión interministerial que presidirá el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que estará encargada de promover el desarrollo de la nueva agenda social. Esta agenda tendrá como primer punto la reforma de las políticas activas de empleo, esto es, la forma de facilitar que los parados mejoren sus habilidades para encontrar empleo. Estas políticas están transferidas a las comunidades autónomas y tienen comprometida una de las mayores partidas del Gobierno, casi 8.000 millones de euros. Hasta ahora, el grueso de esta partida iba destinada a bonificar contratos, algo que el presidente recordó que se ha demostrado ineficaz.

Reforma laboral. Reglamentación pendiente

El presidente anunció que se terminará de desarrollar la reglamentación de la reforma laboral 'cumpliendo los trámites preceptivos con los interlocutores sociales'. Zapatero señaló la regulación de las agencias de colocación, la ampliación del ámbito de actuación de las empresas de trabajo temporal y la modificación del reglamento de los expedientes de regulación de empleo como puntos a abordar. El presidente desgranó algunos avances de la reforma en sus primeros meses de aplicación, como que el contrato de fomento del empleo ha pasado a suponer el 30% del total de los indefinidos realizados en octubre, cuando antes de la reforma suponían el 17% del total.