Público
Público

Al rey no le gusta la sanidad pública

El monarca, que ha sufrido siete operaciones en casi tres años, siempre elige hospitales privados para ser intervenido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey está 'orgulloso' de la sanidad pública, pero para operarse prefiere la privada. El pasado fin de semana volvió a pasar por quirófano debido a la hernia discal que sufre en la zona lumbar de la columna vertebral. La intervención, la séptima a la que se somete en tres años, se realizó en la clínica La Milagrosa, un centro privado de Madrid.

Días antes, el monarca fue atendido en el hospital Quirón San José, también privado, por su traumatólogo de cabecera, Ángel Villamor, quien, a su vez, es director de la clínica privada iQtra medicina avanzada.

En esta ocasión, el motivo de su ingreso en la cínica San José fue solventar -sin necesidad de cirugía- una luxación en la cadera izquierda, donde se le había implantado una prótesis hacía tres meses. Fue también en este centro donde Don Juan Carlos se operó de la cadera tras caerse durante un viaje de caza en Botsuana

La única vez que el rey pisó un hospital público como paciente fue hace tres años, en Barcelona. El monarca acudió al Hospital Clínic para operarse de un nódulo en el pulmón ya su salida, afirmó: 'En España tenemos que estar orgullosos de la sanidad pública que tenemos, tanto en Catalunya, como en Madrid'.

Pero la alabanza no era fruto de su experiencia. Aunque es cierto que ingresó en las instalaciones del Clínic, la intervención se realizó en la planta Barnaclínic, entidad privada que forma parte del hospital y que paga al centro el alquiler por el uso de quirófanos y de la tecnología. De hecho, la Casa del Rey pagó 25.000 euros por la estancia de Don Juan Carlos y de su séquito en esta entidad asociada al Clínic.