Publicado: 17.06.2010 23:00 |Actualizado: 17.06.2010 23:00

Un alcalde del PP mantiene a un policía juzgado por nazi

El Gobierno de San Sebastián de los Reyes destaca el "expediente" del imputado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por la mañana, en el banquillo de los acusados. Por la tarde, de patrulla por las calles de una localidad del norte de Madrid. El Grupo Socialista en el ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes denunció hoy que el alcalde del municipio, Manuel Ángel Fernández (PP), mantiene en su puesto de policía municipal a Jorge Vivar Casal, uno de los 18 jóvenes que en las últimas semanas ha sido juzgado en la Audiencia Provincial de Madrid acusado de posesión de armas prohibidas y asociación ilícita por formar parte del grupo neonazi Blood & Honour (Sangre y Honor).

El portavoz del PSOE en el consistorio, Narciso Romero, calificó la actitud del alcalde de "pasividad inverosímil e inaceptable" por la gravedad de las acusaciones que pesan sobre el policía local, para el que la Fiscalía y la acusación popular, ejercida por el Movimiento contra la Intolerancia, han pedido cuatro años de cárcel.

Según destacó a Público el edil socialista, "no es de recibo que el alcalde, que además ejerce las funciones de concejal de Policía, se defienda asegurando que se ha enterado por la prensa de que uno de sus agentes estaba siendo juzgado".

Público contactó hoy con Manuel Ángel Fernández, pero declinó responder a las preguntas y remitió a este diario a su equipo de prensa. Desde este, sus responsables insistieron en lo que horas antes había manifestado el primer edil en el pleno municipal al ser interpelado por los socialistas: que se enteró por la prensa de la condición de imputado de Jorge Vivar. "Ni oficial ni formalmente nadie nos ha informado", recalcaron.

No obstante, la Policía Local decidió abrir el pasado 7 de junio, dos semanas después de que se iniciara el juicio contra el agente y sus compañeros, "un expediente previo de información reservada" que, hasta la fecha, no se ha traducido en ninguna medida cautelar. "Tiene un expediente limpio y una trayectoria impecable", destacó un portavoz municipal para justificar que Vivar aún patrulle las calles de un municipio donde más de 10.000 de sus cerca de 80.000 habitantes son de origen extranjero. "Cuando conozcamos la sentencia, se tomará una decisión. Nosotros somos respetuosos con la presunción de inocencia", añadió.

El consistorio le abrió un expediente 15 días después de empezar el juicio

Vivar ingresó en la Policía Local de San Sebastián de los Reyes en 2006, un año después de que fuera detenido por la Guardia Civil en el transcurso de la Operación Espada que desarticuló a los Blood & Honour. La investigación reveló la importancia que esta localidad madrileña tenía para el funcionamiento del grupo, ya que allí tenía un apartado de correos y su sede.

En este local, según resaltó la Guardia Civil en el juicio, se celebraron conferencias en las que se negaba el holocausto judío.