Público
Público

Un alcalde del PP suprime el sueldo de toda la oposición

José Luis Fernández Quejo, regidor de San Lorenzo de El Escorial (18.000 habitantes), cobra 71.800 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En tiempos de crisis económica, la austeridad aparece siempre en un lugar destacado dentro de los programas electorales de la mayoría de partidos políticos. Hay quien, tras ser elegido en las últimas elecciones, se ha rebajado el sueldo como apuesta por un modelo más ahorrador, aunque todavía los hay que, más allá de las promesas de austeridad, incrementan significativamente sus salarios.

Además de estos dos modelos de actuación, existe quien se inventa una nueva forma de ahorrar sin ver muy trastocados sus planes de cobro mensual. Es el caso de José Luis Fernández Quejo del Pozo, alcalde por el PP de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), que en última toma de posesión —lleva 16 años en el puesto— presumió de que aliviará las arcas municipales ahorrando 165.000 euros anuales. ¿Cómo? Dejando a la oposición sin sueldo, tal y como denuncia Franciso De Gregorio Cubos, número uno del PSOE en la localidad madrileña, que da más detalles acerca de las actuaciones de Fernández Quejo.

Hasta las últimas elecciones, el PP disponía en San Lorenzo de mayoría absoluta habiendo conseguido diez de los 17 ediles que conforman el consistorio. En las últimas votaciones y 'por tres votos', según comenta De Gregorio, perdió el décimo concejal en beneficio del PSOE, que ahora tiene cinco concejales —IU dos y Alternativa Municipal Española otro—. La realidad, sin embargo, es que el PP no ha asumido la pérdida de ese último concejal —en la web de la formación lo mantienen como tal—.

El número 10 en las listas de los conservadores era Manuel Batres Pérez, hasta entonces concejal de Servicios, Transporte, Tráfico y Medio Ambiente Urbano. Y el alcalde no iba a dejar que se quedase sin ese puesto. Aunque en su programa electoral presumía de poseer un ayuntamiento 'sin cargos de confianza', la primera medida de José Luis Fernández Quejo en esta nueva legislatura fue la creación de un 'puesto de trabajo de personal eventual de confianza' para Manuel Batres, que recibirá una retribución anual de 34.272 euros ejerciendo un trabajo en el consistorio con dedicación parcial.

Según comenta De Gregorio, para poder hacer frente a ese salario, 'ha decidido quitarle el sueldo a todos los concejales de la oposición', aunque Fernández Quejo prefiere hablar de 'cambio del modelo de retribuciones'. Lo curioso es que, aunque solo el alcalde tenga dedicación exclusiva, todos los concejales del PP, excepto uno que cobra jubilación, percibirá un sueldo mensual: cinco de ellos cobrarán 42.602 euros anuales por su condición de tenientes alcalde y otros dos 38.668 euros al ocupar puestos de concejales delegados. José Luis Fernández Quejo cobrará, incluso con el sueldo rebajado 'en 200 euros mensuales', según defiende, 71.798 euros, siendo San Lorenzo de El Escorial un municipio de tan solo 18.000 habitantes. Los concejales de los demás grupos —hasta ahora cobraban 28.000 euros anuales el portavoz y 17.000 los demás—, cobrarán por asistencia a plenos (500 euros) y comisiones (100 euros).

Para el número uno del PSOE, 'el problema es el puesto de confianza'. 'El alcalde se pilló un cabreo monumental al haber perdido a ese concejal así que lo metió y luego nos amenazó con retirarnos el sueldo si no apoyábamos la creación de ese puesto eventual, algo a lo que nos negamos'. De Gregorio se queja además de los altos sueldos de los concejales del PP, la mayoría con dedicación parcial dentro del consistorio.

'No les voy a pagar por no trabajar. Si quieren cobrar, que pasen tres o cuatro horas en el ayuntamiento'

El número uno de IU, José Luis Escario Bajo, defiende por su parte que la cuestión no es que les haya quitado el sueldo. 'Nosotros incluso podíamos haberlo aceptado, pero el problema es cómo lo ha hecho y como nos lo ha impuesto', afirma. Antes de las elecciones, según Escario, el alcalde ya había amenazado con retirarles el sueldo, aunque pasada una semana y ya reelegido, 'recondujo el tema uniendo la posibilidad de cobrar a que la oposición aceptase un puesto de confianza que obviamente rechazamos por tratarse de cosas distintas'. 'Es un fraude absoluto: ¿por qué mantiene a unos concejales en una condición y a otros no?'.

¿Y en qué se excusa el alcalde? En que 'los concejales de la oposición no van al ayuntamiento más que a los plenos o a las comisiones'. 'No les voy a pagar por no trabajar. Si quieren cobrar, que pasen tres o cuatro horas en el ayuntamiento, entonces les pagaré', ha declarado Fernández Quejo a Público.es. El regidor se ha quejado además de que los ediles de la oposición hayan cobrado las tres primeras comisiones. 'Han cobrado 1.600 euros por asistir a tres comisiones que tan solo duraron 10 o 20 minutos. Hay que tener cara'.

En relación al nombramiento de Batres, Fernández Quejo ha manifestado saber 'perfectamente' lo que hace. 'Es la persona idónea para el puesto', ha defendido.

Otra de las primeras medidas polémicas del alcalde es la concesión de la Medalla de Honor de San Lorenzo al papa Benedicto XVI, que visitará el municipio en agosto, lo que el PP ve como 'un gran acontecimiento para nuestro municipio, una ocasión excepcional'.

La polémica decisión de Fernández Quejo no es la primera vez que se toma en un ayuntamiento. Este mismo año, el alcalde de Estepona, José María García Urbano (PP), también suprimió el sueldo de toda la oposición (PSOE y CIE) alegando los problemas existentes en las arcas municipales. Lo mismo hizo Sonia Castedo (PP), alcaldesa de Alicante, que obligó a los ediles José Joaquín Ripoll y Juan Zaragoza a prescindir de su salario mensual.