Público
Público

El alcalde de Santiago se indigna con los indignados

Gerardo Conde Roa (PP) llama "mamón" al iluminador de una compañía de ópera que exhibió carteles con consignas indignadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa (PP), arremetió el miércoles contra el iluminador de la compañía que representa la ópera El Barbero de Sevilla en el Auditorio compostelano después de que, en el escenario, se exhibiesen carteles con consignas del 15M.

A pesar de que la pancartas —en las que se podían leer lemas como “No hay pan para tanto chorizo” o “El arte es un arma cargada de futuro”— formaban parte de la escenografía, con el único fin de “actualizar” la ópera bufa, según Curros Carreres, director de la obra, Conde Roa interpretó que se trataba de un ataque personal y al término de la representación se encaró con el técnico.

Habría llegado a las manos de no ser porque el personal de seguridad lo evitó

Todo sucedió después de los aplausos de rigor, con los carteles todavía en el escenario, cuando los focos se dirigieron a los asientos ocupados por los políticos, que asistían al arranque de la temporada operística. El gesto disgustó profundamente al regidor que, ni corto ni perezoso, llamó “maleducado” al iluminador y, como quiera que éste le replicó, Roa le llamó “mamón” y habrían llegado a las manos, de no ser porque el personal de seguridad lo evitó.

El alcalde compostelano reconoció ayer que “como responsable” del auditorio “se sintió molesto” por las consignas lanzadas y pidió disculpas. No es la primera vez que Conde Roa arremete contra los indignados. Antes de llegar a la Alcaldía, arremetió contra los acampados en la plaza del Obradoiro porque, dijo, “disuadían a los turistas”. Recientemente llamó “vagos” a los universitarios que hacen botellón.