Público
Público

Los alcaldes reprueban las palabras, pero no a su autor

Léon de la Riva pide perdón ante la FEMP, que no llegó a votar un texto de condena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Lo importante es pasar página'. Ese fue el mensaje que lanzó ayer el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, antes de participar en la comisión ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que se reunió en Madrid.

En declaraciones a los medios, el regidor vallisoletano se mostró confiado en que sus disculpas ante el órgano ejecutivo de la asociación de municipios y provincias sirvieran para dar por zanjada la polémica sobre los ataques sexistas a la ministra de Sanidad, Leire Pajín.

El regidor presentó unas disculpas 'rotundas', según Pedro Castro

León de la Riva insistió en la importancia de 'abordar los problemas que preocupan a todos' y que, a su juicio, 'no son precisamente las desafortunadas palabras' que dedicó hace hoy una semana a la recién nombrada titular de Sanidad. El grupo socialista en la ejecutiva de la FEMP había preparado una moción de reprobación a los ataques sexistas del alcalde que, finalmente, según explicó después el presidente de la federación, Pedro Castro, no llegó a someterse a votación.

'No ha habido la necesidad de votar porque la reprobación [de las declaraciones de León de la Riva] ha sido asumida por todos los miembros de la ejecutiva', explicó Pedro Castro en rueda de prensa.

El alcalde de Getafe declaró que su homólogo vallisoletano había esgrimido unas disculpas 'rotundas' y 'nítidas', y que afirmó que había 'metido la pata' con sus declaraciones.

De la Riva dice que hay problemas más importantes en el país que lo que dijo

No obstante, todos los miembros de la ejecutiva trasladaron, en un texto presentado por el grupo socialista, el 'rechazo unánime' y la 'absoluta reprobación a las declaraciones efectuadas por Javier León de la Riva sobre la ministra de Sanidad'.

'Estas declaraciones no tienen cabida en una sociedad democrática en la que las personas deben ser valoradas por su capacidad y no por su apariencia física, su sexo o su condición social', esgrimió la federación en su comunicado.

Castro aclaró también que la FEMP 'no pedirá la dimisión del alcalde'. 'No ha sido una reprobación ni a su cargo, ni a su persona, sólo a sus palabras', sentenció Castro.

En su intervención, el regidor de Getafe destacó el hecho de que la ejecutiva hubiera aceptado las disculpas de León de la Riva y comentó que esta fue 'más dura' con él cuando, en diciembre de 2008, llamó 'tontos de los cojones' a los votantes de la derecha.

Por aquel entonces, el PP amenazó con abandonar la FEMP si Castro no dimitía de su cargo de presidente. Al final, los conservadores no se marcharon de la federación, pero no acudieron a ningún órgano de representación presidido por Castro hasta transcurridos ocho meses tras sus declaraciones.