Público
Público

La alcaldesa de Montcada niega el tráfico de influencias en la trama de Sabadell

La socialista Maria Elena Pérez está acusada de amañar un concurso para elegir al responsable de Urbanismo. El juez comenzó a tomar declaración ayer a los 26 imputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alcaldesa de Montcada i Reixac, Maria Elena Pérez (PSC), negó este sábado ante el juez haber amañado el concurso para contratar a Carmina Llumà con el fin de encargarle la gestión del área de Urbanismo del Ayuntamiento, en su declaración como imputada dentro de la trama de supuesta corrupción urbanística con epicentro en Sabadell. Según fuentes de la defensa, cuando la regidora llegó a la Alcaldía priorizó la racionalización urbanística de la localidad, que sufría tres problemas básicos: no tenía un plan urbanístico propio, y sí contaba con muchas construcciones irregulares de los años 60 y 70, y problemas importante en infraestructuras de transporte.

Para afrontarlos, en un principio confió en el antecesor de Llumà, al que confirmó en el cargo, pero más tarde no le satisfizo con su gestión, por lo que lo destituyó y convocó un concurso para cubrir el puesto. Por eso abrió un proceso de selección, que no es formalmente una oposición sino un concurso 'mixto', en el que, más allá de las pruebas de que se examinaron cinco candidatos, prevalecía la decisión de la alcaldesa al ser un cargo de confianza, según la versión de la defensa.

Tras las pruebas quedaron dos candidatos finalistas para optar al puesto; una de ellas, Carmina Lumà, exalto cargo del Gobierno tripartito que había sido secretaria general de la Consejería de Política Territorial y Obras Públicas encabezada entonces por Joaquim Nadal. Fue entonces cuando Pérez consultó el fichaje a varios cargos del PSC con experiencia en la vida municipal, entre ellos el ahora exsecretario de Organización del partido, Daniel Fernández, porque los test psicotécnicos del Ayuntamiento sobre los dos finalistas le aconsejan contratar al otro candidato, pese a que ella le parece más idónea Llumà para el puesto.

Según han explicado a Europa Press fuentes de la defensa, durante el interrogatorio a Pérez, imputada por tráfico de influencias, el titular del Juzgado 1 de Sabadell y el fiscal anticorrupción Fernando Bermejo no le hicieron escuchar ninguna conversación telefónica 'pinchada' en la que ella participe. Sí le pusieron conversaciones telefónicas que tratan la contratación de Llumà pero que mantuvieron otras personas; entre ellas el alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, también imputado en la trama, según han explicado las mismas fuentes.

A la salida del juzgado, la alcaldesa insistió en que 'los procedimentos de contratación municipal se han realizado con toda legalidad', y se ha mostrado satisfecha de haberse podido explicar ante el juez.

El hermano y la esposa del alcalde de Sabadell, Francisco Bustos y Montserrat Costa, respectivamente, concluyeron antes de medianoche también su declaración. El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Sabadell, Ramón González, inició ayer por la mañana el interrogatorio de los 26 imputados por este caso, después de que ayer tomara declaración a otros doce detenidos, que quedaron en libertad con cargos.