Público
Público

Alcaraz se queda solo contra la política antiterrorista del Gobierno

Voces contra el Terrorismo reúne en Madrid a unos pocos miles de personas contra la política antiterrorista del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los organizadores lo habían llamado 'acto de rebelión cívica'. Una forma llamativa de denominar una nueva concentración contra el terrorismo de ETA. La asociación Voces contra el Terrorismo (VCT), la única organización convocante, logró reunir, tirando por arriba, a unos pocos miles de personas en la plaza de Colón de Madrid.

Pedían algo bastante obvio: que los etarras sigan en la cárcel y que Batasuna no pueda entrar en política.

Al frente estaba el eterno Francisco José Alcaraz, ahora presidente de VCT. Tan eterno como su discurso: Alcaraz volvió a acusar al Gobierno de permitir que ETA esté en más de cuarenta ayuntamientos españoles. También reiteró, como una letanía y sin pruebas, que no hay ningún indicio de que Batasuna vaya a dejar de estar presente en la política. 

'Decid que han venido más de quince'

El que fuera también presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) estuvo más solo que nunca: plantado por el PP, y otras asociaciones de víctimas, Alcaraz dijo cosas como esta: 'Queremos un fin de ETA por una derrota, no un fin pactado, porque de haber sido antes así podrían estar vivos todos nuestros familiares'.

Eso y que 'Zapatero sigue sin enterarse de quien es ETA', como dijo Teresa Jiménez Becerril, hermana del Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA junto a su mujer en Sevilla en 1998.

Los convocantes no quisieron facilitar una cifra de asistencia. 'Decid que han venido más de quince', afirmaron irónicamente desde Voces contra el Terrorismo a los periodistas, cuando les preguntaron por la asistencia. Había rostros conocidos como  la concejal del PP en la localidad vasca de Azkoitia Pilar Elías, el funcionario de prisiones José Ortega Lara, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez y el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano.

Pero muchos no eran. No al menos como en otras manifestaciones. 'Mejor solos que mal acompañados', repetían incesantemente desde Libertad Digital, donde Federico Jiménez Losantos condujo un programa especial. Ni siquiera Telemadrid, cadena tan dada a estos eventos, retransmitió la concentración. 

Incluso la policía municipal dejo entrever que la convocatoria era minoritaria: informaron a EFE de que sí se produjeron cortes de tráfico durante veinte minutos en las inmediaciones de la Plaza de Colón, pero 'sin grandes problemas'.

Sin embargo, Alcaraz aseguró que no podía leer el manifiesto que traía porque la delegación del Gobierno le urgía a terminar el acto por estar parte del Paseo de la Castellana cortado por las numerosas personas que acudieron a la concentración.

Por ello, el presidente de Voces contra el Terrorismo anuncií que próximamente convocará una manifestación 'mejor organizada'.

'No más mentiras, no más treguas trampas, en mi nombre no', 'No estáis solos' y 'Zapatero dimisión' fueron algunos de los eslóganes pronunciados por los asistentes, muchos de ellos portando la bandera de España y pañoletas negras al cuello en las que se leía la palabra 'justicia'.