Publicado:  01.06.2011 12:24 | Actualizado:  01.06.2011 12:24

Alemania defiende la gestión de las autoridades de Hamburgo

La ministra alemana de Agricultura dice que la alerta fue justificada y la titular de Sanidad de Hamburgo insta a España a averiguar cómo llegó la bacteria a los pepinos

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra alemana de Agricultura y Defensa del Consumidor, Ilse Aigner, ha defendido la actuación de las autoridades de Hamburgo al advertir sobre el peligro de los pepinos españoles, porque "se había encontrado un agente patógeno en ellos".

La responsable dijo que la alerta dictada por las autoridades sanitarias alemanas contra el consumo de pepinos, lechugas y tomates sigue vigente y tiene justificación, ya que aún no se ha encontrado el origen del brote infeccioso generado por la bacteria E.coli que ha causado quince muertos en Alemania y uno en Suecia.

"Hamburgo había encontrado un agente patógeno, por eso avisó"

"Había que emitir una alerta inmediata", ha subrayado la ministra en declaraciones a la ZDF, donde ha asegurado que las autoridades sanitarias de Hamburgo se comportaron "realmente bien". "Hamburgo había encontrado un agente patógeno en los pepinos procedentes de España y por eso alertó públicamente", ha argumentado Aigner, cada vez más cuestionada tanto en su país como en el extranjero por la gestión política de la crisis. La ministra alega que "las personas se sitúan en primer lugar" en las prioridades de su Ministerio.

En su defensa, Aigner afirma que desde el día 21 de mayo se han venido manteniendo "reuniones informales" e intensos contactos telefónicos entre las autoridades alemanas implicadas para seguir la evolución de la crisis, aunque su primera comparecencia pública para abordar el asunto no se produjo hasta el pasado lunes. Asimismo, subrayó que la actuación de las autoridades sanitarias y agrícolas regionales y federales de Alemania ha sido la adecuada en esta crisis alimentaria.

"La alerta no fue precipitada", defiende la titular de Sanidad de Hamburgo

Por otro lado, la titular de Sanidad de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, ha asegurado que la alarma sobre los pepinos españoles, en los que se encontró una variante de la bacteria "no fue precipitada". "Teníamos que reportar el hallazgo de E.coli a todos los organismos en Alemania y a la Unión Europea", dijo la senadora, cargo equivalente al de un consejero autonómico en España, en una rueda de prensa.

Pese a que los pepinos analizados no contenían la variante que se ha encontrado en las heces de los pacientes, Prüfer-Storcks considera que tenían que ser sacados del mercado por representar un peligro sanitario. "Estos pepinos tenían que ser sacados del mercado y si allí se siguen produciendo pepinos que contienen 'E.coli', entonces el Estado español tendrá que actuar", dijo la responsable de Sanidad de Hamburgo. "Si yo fuera ministra de Agricultura en España trataría de averiguar cómo ha llegado la 'E.coli' a pepinos españoles", agregó la política socialdemócrata.

Mientras tanto, el Gobierno de España está estudiando emprender acciones legales contra las autoridades de Hamburgo, según ha anunciado esta mañana el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "La bacteria ni ha estado ni se la espera", ha sentenciado Rubalcaba.

PUBLICIDAD

Comentarios