Público
Público

Alonso se felicita por abrir un canal de cooperación con el PP

El portavoz socialista en el Congreso matiza sin embargo que la iniciativa ha de corresponder al Gobierno y al proyecto político socialista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, se mostró hoy 'satisfecho' de haber abierto un canal de cooperación institucional con el PP, si bien dejó claro que la iniciativa ha de corresponder al Gobierno y al proyecto político socialista, que es quien cuenta con la mayoría parlamentaria.

Así lo aseguró Alonso en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido entre ayer y hoy con su homóloga del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y con el responsable 'popular' de Justicia, Ignacio Astarloa, para pactar las comisiones parlamentarias de la nueva legislatura, sentar las bases de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional (TC), y comenzar a trabajar sobre la modernzación de la Justicia.

El dirigente socialista recalcó el interés de su partido de llegar a acuerdos en cuestiones básicas con el PP, pero también con otros partidos con representación parlamentaria. En este punto, Alonso recordó las palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno durante su discurso de investidura subrayando la necesidad de que haya 'diálogo, consenso y negociación limpia y abierta' con todos los grupos y en asuntos esenciales, como la justicia, con el principal partido de la oposición.

Por ello, celebró haber iniciado la vida parlamentaria en esta IX Legislatura 'en condiciones de consenso, de buena fe y de cooperción institucional' con el PP y confió en que este buen clima se mantenga a lo largo de toda la legislatura. 'Por nosotros no va a quedar', apuntó.

No obstante, reiteró que, si bien el PSOE está 'por el diálogo y la negociación' en esta nueva etapa parlamentaria, es este partido el que gobierna y quien debe llevar la iniciativa legislatura.

Igualmente, hizo hincapié en que cualquier propuesta que se plantee ha de ajustarse estrictamente a la Constitución.