Público
Público

Un alud de pruebas sepulta a Bárcenas

El levantamiento del secreto del sumario ofrece numerosas evidencias de la participación del senador en la trama corrupta de Francisco Correa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los que se amparaban en que los indicios que se iban conociendo en el caso Gürtel contra cargos del PP eran sólo filtraciones periodísticas deberán cambiar de estrategia de defensa. El levantamiento del secreto ha puesto encima de la mesa las pruebas existentes contra uno de los miembros del PP más protegidos por Mariano Rajoy, el ex tesorero Luis Bárcenas. Informes de la Agencia Tributaria, declaraciones de imputados y los argumentos de los jueces que llevan y han llevado el caso justifican sobradamente que el Tribunal Supremo asumiera su investigación y la del hombre que, gracias al senador, ha pasado mucho más inadvertido: el diputado del PP Jesús Merino.

El alto tribunal mantiene el secreto sobre las actuaciones contra ambos desde que se declaró competente para investigarlos por cohecho y delito fiscal. Por eso, los 50.000 folios que se conocieron ayer del sumario no aportan datos espectaculares por novedosos sobre ellos. Pero los que aparecen tienen la suficiente gravedad como para que su partido reflexione sobre la conveniencia de que forme parte del comité de dirección del Grupo Popular en el Senado o el seguir pagándole la defensa.

Un jefe policial identificó 'sin género de dudas' a LB como Bárcenas

Ayer mismo, el PP difundió una nota en nombre de 'la defensa del senador Bárcenas', en la que afirma que no existe aspecto alguno novedoso y en la que 'reitera su absoluto convencimiento de que el tribunal competente confirmará finalmente la inexistencia de comportamiento punible alguno en su actuar'.

El comunicado no incluye ni una referencia a cómo el jefe de la Sección Segunda de la Brigada de Blanqueo de Capitales explica cómo identificó a Luis Bárcenas dentro de la trama corrupta 'sin género de dudas'. 'Básicamente, hay dos elementos principales, uno que es el pen drive que se intervino a José Luis Izquierdo [contable de la trama de empresas de Francisco Correa], en el que había muchos archivos informáticos importantes casi todos ellos, y otro es una carpeta de color azul que también se intervino a Izquierdo', explicó el agente.

El último cobro de la red de Correa se produjo en junio de 2007

Entre los indicios que cita figuran las grabaciones que el ex concejal del PP de Majadahonda José Luis Peñas le hizo al propio Correa en las que este admitió haberle dado 1.000 millones de las antiguas pesetas, y la declaración prestada por la imputada Felisa Isabel Jordán, quien le identificó 'como la persona dentro del partido que les daba trabajo para las empresas de eventos'.

El chófer de Correa, Domingo Magariños, manifestó que había estado en varias ocasiones en la sede del Partido Popular y, en ocasiones, iba a ver a Luis Bárcenas, que 'le extendía cheques, cree que a nombre de Special Events, de pequeño importe, 1.800 o 2.000 y pico, nunca grandes cantidades'. Magariños se los daba a Izquierdo y dijo considerar 'que sería por algún tipo de trabajo realizado con carácter previo para el PP'.

Como ya hablaban de él fue fácil saber que era el 'LB' que aparecía en la contabilidad como caja B de las empresas de la trama. Pese a las explicaciones, el magistrado insistió: '¿Puede afirmarse, a efectos policiales, que LB no es otra persona distinta a Luis Bárcenas?'. El funcionario respondió: 'Con todos los documentos que hemos analizado. Todos los indicios nos hacen pensar eso. Yo ahora mismo no puedo pensar que es otra persona'.

Hacienda dice que usó una firma con laque la trama movía dinero en el exterior

Otro agente policial corroboró la versión de su compañero y explicó que Bárcenas 'tiene capacidad decisoria dentro del organigrama del PP, con lo cual, no es ajena a las personas que Correa trata de captar para que le proporcionaran negocio'. El policía añadió que el propio Correa declaró que 'era una persona que le proporcionaba negocio y que en un momento dado dejó de dárselo y se queja de ello'.

Con estos mimbres, el primer instructor del caso, Baltasar Garzón, intentó en vano enviar el caso al Supremo y ante la oposición de la fiscalía quiso que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid lo hiciera. En el auto en el que le envió la causa destacó que Bárcenas había recibido 1.353.000 euros de la trama de corrupción. Sólo en 2002 cobró 779.085 euros.

Si aquel parecía un auto duro, los numerosos informes de la Agencia Tributaria con los que cuenta la causa son demoledores. En ellos se refleja que en una de sus cuentas, en 2007, tuvo más de tres millones de euros en abonos. Ese año Bárcenas fue titular de cuatro cuentas y figuraba como autorizado en 17 más. En otra cuenta de la que es titular su mujer, la suma de abonos se eleva a 10,9 millones.

Los informes de la Agencia Tributaria concretan el presunto fraude fiscal imputado, que sólo en el ejercicio de 2002 y 2003 podrían superar los 120.000 euros, sino que señalan que, aunque parece desvincularse 'claramente' de la trama corrupta a partir de 2004, cuando es nombrado senador, todavía recibe un cobro por 72.000 euros el 5 de junio de 2007.

El importe se anota en la cuenta 'Deuda Álvaro Pérez', en refrencia a El Bigotes, la cara visible de la filial valenciana de la red de empresas, Orange Market.

Algunos de los ingresos los recibe a la vez que el ex alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Jesús Sepúlveda, el ex eurodiputado Gerardo Galeote y el diputado Jesús Merino. El informe dice que 'hay indicios de utilización de algunas de estas personas de la estructura de ocultamiento de los bienes de Correa'.

En concreto, cita que Bárcenas podía haber utilizado Rustfield Trading Limited, una de las empresas con la que la red movía el dinero ilícitamente obtenido en el extranjero. Es decir, que no sólo recibió dinero de la trama, sino que también aportó fondos a la organización dirigida por Correa.

Es a través de Rustfield como Bárcenas aparece vinculado a una promoción de viviendas en Majadahonda (Madrid), según otro de los informes de la oficina antifraude. En la operación también participó otro de los imputados, Jacobo Gordon, ex socio de Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

Entre los cobros recibidos por Bárcenas, uno de los informes señala que en 'la cuenta Caja X PC Caja Madrid constan cuatro apuntes bajo el encabezamiento de Cobro Elecciones Gallegas, tres de ellos de entregas de dinero (131.570 euros) y uno de aportación a la caja de seguridad (6.000 euros) que nutre la caja B del grupo'.

Y en cuanto a los famosos 330.000 euros que Bárcenas ingresó en billetes de alto valor el 20 de enero de 2003, la Agencia Tributaria no tiene por menos que ironizar sobre la explicación ofrecida por el ex tesorero del PP. 'Sorprende que alquien que no es coleccionista de obras de arte, puesto que tampoco figura en la citada declaración por el Impuesto sobre el Patrimonio del ejercicio 2002 ningún dato reflejado en el apartado relativo a objetos de arte y antigüedades, ni parece que tenga ninguna vinculación con el mundo del arte, se lance a una inversión tan elevada en un bien de este tipo', señala el informe. Bárcenas justificó el ingreso en que había cancelado un crédito previamente concedido al frustrarse la compra de una obra de arte. Por ese préstamo tuvo que pagar 2.321 euros en comisiones.

Según Hacienda, el patrimonio inmobiliario del matrimonio Bárcenas está integrado por viviendas, plazas de garaje y locales en distintas localidades españolas 'que tienen uno de los precios más altos del metro cuadrado como Madrid (calle Príncipe de Vergara), Marbella y Salardú (Valle de Arán). El valor catastral de sus bienes asciende a 388.239 euros.

El informe precisa que 'el valor de lo invertido en inmuebles en el periodo de tiempo 2006-2008 asciende a 1.031.340 euros. No existe recursos a fondos ajenos para financiar dichas operaciones'. Es decir, que no le hizo falta pedir hipoteca.