Público
Público

Aminatou Haidar: "No tengo confianza en el Gobierno de España"

Cansada, pero "muy feliz", y con buen aspecto, se muestra orgullosa de haber logrado que se respetaran sus derechos humanos sin tener que pagar el peaje que exigía Marruecos: pedir perdón al rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aminatou Haidar ya está en su casa de la calle Bir Jdid, en El Aaiún, rodeada de su familia y de un flujo incesante de amigos y saharauis que se acercan a darle la bienvenida. Cansada, pero 'muy feliz', y con buen aspecto, se muestra orgullosa de haber logrado que se respetaran sus derechos humanos sin tener que pagar el peaje que exigía Marruecos: pedir perdón al rey. La activista guarda reposo en la cama. Ayer por la mañana no había ingerido aún ningún alimento. Su médico personal tenía previsto empezar a darle algún alimento ligero por la noche.

«Lo que me alimentaba estos días era el apoyo del pueblo español»

¿Cómo se encuentra ?

Estoy muy feliz. Ahora tengo que recuperar la salud para seguir luchando.

¿Cómo fue el reencuentro con sus hijos?

«Pedimos a Zapatero que apoye nuestro derecho a la autodeterminación»

Muy emocionante. Cuando el coche que me traía se acercaba a la casa, el pequeño, Mohamed [de 13 años], echó a correr y se subió en marcha. Me hizo muy feliz ver a todos los saharauis que me estaban esperando, a pesar de la represión.

¿Cómo influirá su vuelta en la causa saharaui?

El haber logrado regresar a mi país es un motivo de orgullo y una victoria para el pueblo saharaui, así como para la sociedad civil española y todas las personas nobles, conscientes y libres que me han apoyado. Es un triunfo para la Justicia.

«Cuando llegué a casa, mi hijo de 13 años se subió al coche en marcha»

¿Siempre confió en volver?

Siempre. Yo sabía que volvería, viva o muerta.

Rabat ha dicho que usted rechazó el pasaporte marroquí.

El día que llegué a El Aaiún, los servicios [secretos] marroquíes me estaban esperando. Antes de pasar al control policial, me pidieron el pasaporte y vieron que en la ficha de entrada había dejado la casilla de la nacionalidad vacía; en la dirección había puesto: 'Sáhara Occidental'. Los policías me dijeron que eso no existía.

¿Cuál fue su respuesta?

Yo les dije: '¿No existe el Sáhara Occidental? Entonces, ¿cómo es posible que Marruecos reciba documentos de Naciones Unidas con ese título? Además, la MINURSO [Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental] no está ni en Casablanca ni en Agadir, está aquí'.

¿Cree que España ha ofrecido a Marruecos contrapartidas políticas para facilitar su regreso?

No tengo confianza en este Gobierno porque siempre ha apoyado a Marruecos y a su plan de autonomía. No denuncia las violaciones de derechos humanos que se cometen contra esta población, que, hasta hace poco, era española.

¿Entonces no ve un cambio en la postura española?

No sé si ha habido un trato entre España y Marruecos. Lo que pienso es que nada ha cambiado porque España siempre ha apoyado a Marruecos.

La sociedad civil española ha generado un enorme movimiento de solidaridad hacia usted.

Sí. Lo que me alimentaba durante todos estos días era el apoyo del pueblo español. Me gustaría dar las gracias a todos los que han estado a mi lado. Para mí, ellos son mi familia.

¿Cree que la actitud oficial española hacia los saharauis debe cambiar?

Espero que lo haga. El Gobierno tiene que buscar una salida para los saharauis que respete el derecho a la autodeterminación. No pedimos a Zapatero que reconozca la independencia, pero sí que apoye su derecho inalienable a la autodeterminación.

¿Sigue esperando ver algún día un Sáhara independiente?

No pierdo la esperanza. Quizá mi generación no lo consiga, pero las siguientes, sí.

Tras su vuelta ¿habrá más represión?

La estrategia de Marruecos es estúpida. Tras el discurso del rey sobre el Sáhara [el 6 de noviembre], se ha confirmado que no va a respetar la legalidad internacional ni los derechos humanos.

La gente dice que usted es la 'madre de todos los saharauis'.

Siempre digo que no tengo sólo dos hijos, Hayat y Mohamed, sino que también son mis hijos los hijos de los desaparecidos, los encarcelados, y los niños de los campamentos de Tinduf.

Marruecos dice que usted milita en el Frente Polisario.

Es una estratagema para ocultar la verdad. Yo soy una defensora de los derechos humanos y una ciudadana saharaui. El Frente Polisario es el único representante legítimo del pueblo saharaui, pero yo no formo parte de él.

¿Cree que Marruecos la respetará ahora?

Marruecos no respeta a nada ni a nadie.