Público
Público

Aminatou Haidar: "Rabat siempre niega los hechos y desvía la realidad"

La activista saharaui critica que el Gobierno español no tenga "una postura clara" sobre el conflicto en el Sahara Occidental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aminatou Haidar ha querido pronunciarse sobre las supuestas agresiones a 14 activistas españoles prosaharauis en El Aaiún, y la petición de explicaciones por parte del Gobierno español al marroquí y la respuesta desde Rabat, aceptada por el Ejecutivo. Precisamente sobre este último punto, Haidar considera que 'Rabat siempre niega los hechos y va a desviar la realidad'. 

La activista saharaui, que estuvo en huelga de hambre durante 32 días en el aeropuerto de Lanzarote, ha agradecido la 'solidaridad' de los españoles, que ha 'dejado emocionados a todos los saharauis porque es algo increíble y noble'. 'Todo el mundo habla de lo que ha pasado', asegura.

Haidar ha explicado que las agresiones y la represión de Marruecos son aceptadas como 'algo normal' por la población saharui y ha pedido a la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) que asuma más competencias 'para observar y frenar estas violaciones de los Derechos Humanos contra los saharauis y contra la gente solidaria de muchos países'. También ha criticado que la agresión se produjera frente al hotel donde se alojan la mayoría de los funcionarios de la Minurso. 

También ha tenido la activista palabras para el Gobierno español, ya que considera que 'no tiene una postura clara' sobre la cuestión del Sahara Occidental. Haidar ha instado al Ejecutivo de Zapatero que asuma su responsabilidad jurídica y moral. Según afirma, Marruecos basa sus relaciones bilaterales con la comunidad internacional en el reconocimiento de su soberanía sobre la región saharui y quiere que España apoye 'claramente' su plan de autonomía para el Sahara Occidental y su control sobre el territorio. 

Sobre las informaciones que apuntan a que las agresiones a los activistas podrían haber sido provocadas por civiles y no policías, Haidar afirma que las fuerzas de seguridad de Marruecos 'siempre' van de paisano. También denuncia que los policías interrogan a los observadores internacionales e impiden que se reúnan con los activistas saharauis en sus casas.

Por último, ha querido indicar que desde que regresó de Lanzarote ha estado bajo la vigilancia de la policía marroquí, que 'siempre está detrás' o enfrente de su casa.