Público
Público

Ana Botella acusa a Montilla de "despreciar" el castellano

Ante un público septuagenario, Botella tiró de su particular feminismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si Aznar actuaba en Oviedo su esposa, Ana Botella, lo hacía en una plaza mucho más dura para el PP, la catalana. Siguiendo la estela de su marido, la concejal azuzó viejas polémicas lingüísticas cargando las tintas contra el tripartito. En un mitin en el municipio donde José Montilla fue alcalde hasta 2004 acusó al presidente catalán de imponer el "desprecio" al castellano en la escuela.

Según la esposa del expresidente en Catalunya se hurta a los padres el derecho a escoger la lengua para educar a sus hijos y al PP se le "hostiga" por denunciarlo. Ante eso recordó que el PP propone un doble sistema para segregar a los alumnos en función de la lengua.

Según ella, que mostró confianza en que Gallardón siga de alcalde pasado el 9-M, se desprecia el castellano y, además, la Agencia Tributaria catalana, gemela de la valenciana, "discrimina" unos territorios en relación a otros.

Ante un público septuagenario, Botella tiró de su particular feminismo. No para defender políticas de igualdad sino su concepto "de mujer". Recordó que ellas han trabajado "toda la vida", han sido madres e, incluso, llevado negocios "y queda tiempo para la família".

Daniel Sirera la precedió con un discurso que acabó en metedura de pata de pata de las gordas. Llevado por la emoción de intervenir ante una de las estrellas del PP a Sirera se le escapó que "Aznar será el próximo presidente del gobierno". Cayó rápido en el error y aseguró que lo sería Rajoy, "el mejor presidente desde Aznar".