Público
Público

Andalucía recibe en dos meses la lluvia de todo un año

El último balance arroja 462 viviendas desalojadas en Córdoba, Sevilla y Jaén.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Andalucía ha soportado más lluvia en sólo dos meses que la que suele recibir en todo un año. Los datos que este jueves ofreció Juan Paniagua, director de la Agencia Andaluza del Agua, certifican que la media de precipitaciones desde mediados de diciembre pasado es de 610 litros por metro cuadrado. La media habitual en todo un año, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, se sitúa entre los 138 litros de Almería y los 600 de Cádiz. La primera provincia recibió en estos dos meses 370 litros y la segunda, 900.

En dos meses, los embalses se han llenado hasta el límite, el río Guadalquivir se ha desbordado, los campos se han colmatado y no admiten una gota más, los cultivos inundados se han perdido y más de 1.500 ciudadanos han sido desalojados de sus casas.

El último balance del temporal arrojaba la cifra de 462 viviendas desalojadas, entre Córdoba (252), Jaén (120) y Sevilla (90), en la ribera del Guadalquivir. 51 pantanos desaguaron ayer, la mayoría en el río. 'Hay que desalojar para prevenir', afirmó el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, al frente de los equipos de emergencias. La Junta de Andalucía ha movilizado a 500 profesionales para las labores de rescate.

Los 73 pantanos andaluces están actualmente de media al 84% de su capacidad total, con 9.500 hectómetros cúbicos embalsados. Esta cifra supone un 50% más que a mediados de diciembre, cuando comenzaron las precipitaciones. Entonces, los pantanos de Andalucía estaban en conjunto al 34% de su capacidad total de embalse. La comunidad llevaba cinco años de sequía.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que estuvo el jueves en contacto con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el rey, pidió al Gobierno que estudie 'toda la gama' de daños que ha ocasionado el temporal en Andalucía, dentro del acuerdo que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy para ofrecer ayudas a los damnificados por las lluvias.

La lluvia y el viento se han instalado también en Galicia durante la última semana, lo que ha impedido a hombres y mujeres que viven del mar puedan salir a faenar. 'Llevo 35 años dedicado a la pesca y nunca había tenido que estar una semana en casa por culpa del clima, este es el peor invierno que yo recuerdo', afirmaba Juan Jesús Nine, mientras miraba con preocupación su embarcación, varada en el puerto de A Illa de Arousa, en Pontevedra.

Los pescadores del norte de A Coruña y de Lugo, en alerta roja por vientos de más de 120 kilómetros por hor a, llevan desde noviembre prácticamente sin poder trabajar debido a los consecutivos temporales. Precisamente en O Vicedo (Lugo) fue recuperado el cadáver de un marinero ruso que falleció al volcar la lancha en la que pretendía dirigirse desde su barco hasta la costa.

Unos 3.000 escolares de 14 colegios no fueron a clase por las inundaciones y el viento. Las ráfagas que llegaron en Vigo a los 131 kilómetros por hora se llevaron parte de la cubierta del estadio de fútbol del Celta.

El desbordamiento de los ríos en Caldas de Reis, Oroso, Ames y Ribadumia y el desprendimiento de rocas en Ourense provocaron el corte de varias carreteras y varios desalojos. En Santiago han caído 205 litros este mes. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, pidió a los ciudadanos que extremen las precauciones.