Público
Público

El uso de anestesia contaminada mata a un paciente en Ourense

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un 'fallo multiorgánico' le arrebató la vida a Manuel Castro en cuestión de minutos. El 23 de septiembre, el hombre acudió al Complejo Hospitalario de Ourense para someterse a una colonoscopia, una prueba en apariencia sencilla. Concluida la exploración, mientras se recuperaba en una sala del hospital público, empezó a sufrir convulsiones. 'Los ataques fueron muy fuertes, le subió la fiebre, se puso amarillo, murió enseguida', explica José Arcos, abogado y portavoz familiar. Manuel Castro, concejal del PSdeG-PSOE en Castrelo de Miño (Ourense), tenía 46 años y 'era un hombre sano'. A Castro le mató el sedante que le inyectaron.

El resultado de la autopsia, que reclamó la familia vía judicial, no deja lugar a dudas de que el Propofol, el anestésico empleado, estaba contaminado. El azar quiso que no hubiese más víctimas, ya que al menos otros nueve pacientes fueron tratados con el mismo medicamento y, aunque lograron sobrevivir, dos de ellos permanecieron varios días en la UCI.

Otro informe del hospital apuesta por 'un posible error en la conservación' del anestésico, asegura Arcos.

La familia de la víctima ha interpuesto una denuncia contra la Dirección del hospital, a la que critican su 'insensibilidad'. 'Solamente los dos médicos que participaron en la colonoscopia se han puesto en contacto con la viuda; El desinterés es tan grande que no notificaron a la aseguradora la muerte de Manuel hasta este miércoles, dos meses después de su muerte', mantiene el abogado. 'Manuel llegó por su propio pie al hospital y allí encontró la muerte. La familia está destrozada, sus dos hijos y la viuda', concluye el letrado.