Público
Público

"Cada año hay 10.000 casos de tuberculosis"

Juan Ruiz Manzano, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España es uno de los países de Europa occidental más castigados por la tuberculosis, según ha denunciado el doctor Juan Ruiz Manzano, a raíz del último congreso de la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS), celebrado días atrás en Barcelona.

¿Cuál es la incidencia de la tuberculosis en España?

Cada año aparecen unos 10.000 casos nuevos, casi el triple que la media de los países que nos rodean.

¿A qué se debe este número tan elevado?

Se debe a que no se aplica el plan nacional para el control de la tuberculosis que se aprobó hace dos años. Se necesitan una coordinación generalizada y recursos médicos para este control, que se basa en el diagnóstico precoz, tratamiento adecuado y prevención.

¿Qué es lo que falla?

Los recursos del programa. Las guías de práctica clínica no se pueden aplicar porque no tenemos suficiente capital.

¿Qué urge aplicar cuanto antes?

Lo más importante es que se acorte el retraso diagnóstico, es decir, que el paciente con tos no esté más de 15 días sin que se le diagnostique la enfermedad sólo porque necesita una placa de tórax.

Entonces no se necesita un nuevo plan, sino que se dote adecuadamente el actual.

Sí, y no haría falta demasiado. España ya aporta 90 millones de dólares a la lucha contra la tuberculosis a través de los fondos de cooperación internacional. Podríamos controlarlo con menos.

¿Quiénes son las personas más afectadas por la tuberculosis?

Cualquier persona puede contraerla, porque es una enfermedad infecciosa y contagiosa. Pero las más susceptibles son las que tienen déficits: las que se encuentran en peores condiciones sociales y económicas, tienen una peor nutrición o toman drogas y alcohol, ya que los tóxicos debilitan las defensas.

Habitualmente se dice que los inmigrantes representan un número muy importante de casos. ¿Es así o es un estigma?

Es un estigma. La tuberculosis se ha asociado a la pobreza, la drogadicción y el sida, aunque el sida ahora no representa ni el 10% de los casos. Esta enfermedad no se contrae por la inmigración en sí, sino por las condiciones en que esta se mantiene. A los inmigrantes ricos que van a Marbella no les afecta este problema. Pero a los pobres se les estigmatiza de forma injusta.

¿Se ha presentado alguna novedad terapéutica en el último congreso de la ERS?

La gran desgracia es que se ha invertido muy poco en investigar nuevos tratamientos en los últimos 40 años, pero en España se está estudiando y quizás dispongamos de nuevos fármacos en los próximos años.