Público
Público

Dos años después del seísmo, el 70% de Lorca está aún por reconstruir

La falta de soluciones marca el segundo aniversario de la catástrofe e  impide cerrar las heridas de los lorquinos, que se han echado a la calle para denunciar "la innación de las Administraciones públicas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sepultados bajo las ruinas y el olvido. Así se sienten los lorquinos dos años después del terremoto que asoló la ciudad aquel 11 de mayo de 2011. Una catástrofe que se llevó por delante la vida de nueve personas, dejó 324 heridos además de innumerables destrozos materiales, aún por reparar. La falta de soluciones impide cerrar las heridas de los murcianos, que se han echado a la calle la víspera del segundo aniversario del seísmo para denunciar 'la innación por parte de las Administraciones públicas', cuya lentitud administrativa solo ha permitido la reconstrucción del 30% de la ciudad. Miles de familias permanecen aún sin hogar y la precariedad de los servicios básicos sanitarios y educativos continúa siendo una penosa realidad.

Si el paro es un problema generalizado en España, en Lorca lo es aún más. Casi dos tercios de los edificios destinados a actividades económicas y empresariales fueron siniestrados y el desempleo amenaza con convertirse en un problema estructural. A esto se suma que gran parte de los vecinos sigue atado a la hipoteca del piso que se derrumbó tras el terremoto. Y además tienen que pagar las cuotas de alquiler de los inmuebles donde se refugian ahora porque los 7,5 millones comprometidos por el Estado para los expedientes ya tramitados no han sido abonados.

El Gobierno ha adelantado tan solo el importe de cuatro meses, cuando les prometieron el pago de dos años de alquiler. La cantidad, en el mejor de los casos, asciende a 500 euros. El resto de las familias no han recibido 'ni un euro', según afirman fuentes de la Plataforma de Afectados.

Concretamente, de los 17.000 expedientes presentados para la subvención de viviendas de alquiler solo 6.238 han recibido ayudas. Juan Carlos Segura, el portavoz de la Asamblea de Vecinos Afectados por el Terremoto de Lorca, explica que la Comisión Mixta ha rechazado el 65% de los formularios debido a 'defectos de forma'. Aunque considera 'normal' que la Administración no haya aprobado algunas peticiones de damnificados que tenían un seguro privado contratado y recibieron una cantidad 'superior y suficiente' por parte del Consorcio de Compensación de la que hubieran recibido del Gobierno. Pero tampoco cree que esto justifique todos los expedientes denegados 'porque faltase la fotocopia del DNI o una fecha, como ha ocurrido en algunos casos', asegura el portavoz.

Mientras tanto, sólo el dinero de la solidaridad ha permitido a unos pocos rehacer su vida. Un fondo limitado que ha terminado por vaciarse. El dinero procedente de la Mesa Solidaria (provisto de donaciones privadas) ha permitido adelantar las ayudas al alquiler de las familias que se quedaron desprovistas de techo. Aunque su fin no era este. 'La Mesa Solidaria se ha dedicado a cubrir las vergüenzas de la falta de pago e interés por los damnificados que han demostrado las administraciones. Los anticipos de los alquileres realizados por la Mesa Solidaria, un dinero que debían haber desembolsado las administraciones, ha propiciado que se haya quedado sin un euro', explica para Público Antonio Navarro, el vicesecretario del PSOE lorquino.

Segura también recalca que el último Real Decreto de ayudas aprobado es 'muy deficiente', porque muchos damnificados 'no reunían la condición de beneficiarios de las ayudas' a pesar de tener las casas demolidas. Se trata, por ejemplo, de personas que 'tenían una segunda vivienda cedida a sus padres o que no tenían un contrato de alquiler'.

El plan estatal de vivienda que la Administración planteó aprobar 'no existe a día de hoy ni nos han presentado ningún plano' Este es el caso de la mayoría de los vecinos del barrio de San Fernando sobre quienes la desgracia se ha cebado por doble partida. En 1973 una fuerte riada arroyó todas sus propiedades, por eso, el Gobierno autonómico les proporcionó unas segundas viviendas en las que podrían alojarse bajo alquiler con opción a compra. Muchos de ellos no tienen todavía el título de propiedad lo que les exime de ser subsidiarios de las ayudas.

Además, Segura critica que el plan estatal de vivienda que la Administración planteó aprobar 'no existe a día de hoy ni nos han presentado ningún plano o proyecto del mismo'. Los vecinos esperaban una línea de ayuda para aliviar la reconstrucción de algunas comunidades de propietarios, pero se encuentra 'paralizado'.

Desde la plataforma también subrayan que la mayor parte del dinero ha llegado por vía privada. El Consorcio de Compensación de Seguros, por su parte, pagó 450 millones de euros para reparar las más de 25.000 viviendas afectadas. Estos fondos provienen del dinero de los seguros abonados en toda España, es decir, no son de origen público, aunque la administración 'quiera apropiárselos', apostilla Juan Carlos Segura.

La fecha del triste aniversario ha servido para que la Comisión Mixta (formada a raíz de la catástrofe para coordinar a la administración local, autonómica y estatal) presentara ante las Cortes el Plan Lorca. Un documento que pretende invertir 533 millones hasta el año 2020 con el fin de 'revitalizar el municipio', 'crear riqueza creciendo económicamente y generar empleo'.

Solo 390 de las más de 25.000 viviendas afectadas han sido reedificadas Sin embargo, a los lorquinos les cuesta creer que dentro de siete años su ciudad se convierta en 'uno de los motores de España', tal y como vaticina el texto. Principalmente, porque antes de la regeneración está por terminar la reconstrucción de prácticamente dos tercios de la localidad. Una fase que todavía permanece estancada: solo 390 de las más de 25.000 viviendas afectadas han sido reedificadas.

La Plataforma denuncia también que, como consecuencia de los terremotos, hubo 110 viviendas inhabitables que quedaron fuera de los gastos de emergencia, porque la Delegación del Gobierno 'fijó una fecha límite'. Se trata de la mayoría de los hogares del barrio Alfonso X que, en un principio, estos inmuebles no fueron catalogados en ruina pero que, posteriormente, sus daños se han agravado hasta el punto de no poder repararse. Ahora estos vecinos, en su mayoría pensionistas, se enfrentan a los gastos de demolición. Un hecho que Segura considera 'injusto' porque el motivo de los daños es el mismo que el de los que se beneficiaron de las ayudas al principio.

El estado de los edificios sanitarios y de los colegios también preocupa. Un tercio de la comunidad sanitaria se ha visto obligada a desplazarse de su centro de salud habitual porque 'las obras están completamente paralizadas', aseguran desde la plataforma. En cuanto a los institutos públicos, se han tenido que 'adaptar los gimnasios y los laboratorios para acoger a más alumnos en menos clases. El consejero dice que ya tienen los planos, pero no avanza nada', subraya Segura.

No obstante, la Consejería de Sanidad y Política Social de Murcia tiene previsto acometer obras de reparación, construcción y revitalización en los distintos centros de salud, consultorios y hospitalarios afectados por un importe total de 28,8 millones.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Francisco Jodar (PP), se muestra convencido de que 'gracias a estas inversiones Lorca será a nivel nacional una ciudad única de oportunidades lo que es una gran noticia para el presente y futuro de esta ciudad y de sus vecinos tras tanto sufrimiento'. Pese a las esperanzadoras palabras del regidor, los lorquinos dejaron clara su postura durante la protesta de este viernes: 'No queremos promesas, 'queremos futuro'.