Público
Público

Anticorrupción pide imputar otra vez a la mujer de Bárcenas

Le atribuye delito fiscal por un ingreso de 500.000 euros. La defensa del matrimonio dice poseer pruebas exculpatorias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía Anticorrupción acaba de dar un paso relevante en su intento por estrechar de nuevo el cerco en el caso Gürtel en torno a Luis Bárcenas, extesorero del PP y a quien el juez Antonio Pedreira levantó la imputación el pasado día 1. En una denuncia fechada cuatro días más tarde y presentada en paralelo al durísimo recurso contra el sobreseimiento de Bárcenas, Anticorrupción pide a Pedreira la reapertura del caso contra Rosalía Iglesias, esposa del exdirigente conservador y a quien atribuye un delito fiscal.

Un ingreso bancario de 500.000 euros en billetes de 500 efectuado por Iglesias en 2006 constituye la clave. Según Hacienda, la cuota defraudada por ese incremento patrimonial, que califica de 'injustificado', asciende a 222.112,58 euros. Casi el doble del límite (120.000 euros) a partir del cual la defraudación adquiere rango de delito.

Hacienda asegura que la cuota defraudada ascendió a 222.112 euros

En abril de 2010, Pedreira ya sobreseyó provisionalmente la causa en lo relativo a la mujer de Bárcenas con un auto ratificado ocho meses más tarde por la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Madrid (TSJM). Ahora, Anticorrupción esgrime un informe de Hacienda fechado el 16 de junio y, según el cual, el 19 de enero de 2006 la mujerdel extesorero del PP y exsenador ingresó en una cuenta 500.000 euros en 'billetes de alta denominación'.

Para la Fiscalía, ese informe de Hacienda aporta 'nuevos indicios' y el juez debe, por tanto, reabrir el caso. La operación financiera de los 500.000 euros ya se estaba investigando con anterioridad. De hecho, Pedreira alude a ella, aunque de forma vaga, en el auto de sobreseimiento de Bárcenas. Y lo hace para subrayar que Rosalía Iglesias no está imputada y, por tanto, no cabe atribuirle a ella delitos con el fin de involucrar a su marido.

El dinero provino de la venta de cuadros, replica el entorno del exsenador

Fuentes de la defensa de Bárcenas no sólo negaron ayer que la procedencia del dinero sea un factor ignorado sino que aseguraron que Hacienda está en posesión de los justificantes y contratos privados que acreditan que aquel medio millón de euros provenía de la venta de cuatro cuadros.

Según esa versión, el paquete de documentos incluye el contrato de adquisición de dos de los cuadros, fechado en abril de 1987; el contrato de preventa de los cuatro lienzos, de noviembre de 2004; el contrato de venta, datado el mismo 19 de enero de 2006; fotocopia del DNI del comprador; y fotografías de las cuatro obras. La misma fuente sostiene que Iglesias presentó en julio un escrito ante la Fiscalía del TSJM al que adjuntó copia de las actas de inspección 'para demostrar que Hacienda tiene esos papeles'. Según la fuente, desde el 20 de junio. El informe tributario está fechado cuatro días antes.

En el auto de sobreseimiento sobre Bárcenas, Pedreira repasa otra compraventa de cuadros, esta fallida, para la que Bárcenas obtuvo un crédito de 300.000 euros en 2002. Anticorrupción cree que el extesorero solicitó el préstamo como coartada para blanquear esa cantidad, pero no ha aportado pruebas. Y el juez argumenta que ningún dato permite concluir que Bárcenas miente.

Fuentes tributarias consultadas por Público explican que la Agencia Tributaria envió su informe al ministerio público es decir, acudió a la vía penal no porque Iglesias no haya aportado documentos sino porque no reunían lavalidez probatoria exigida por los inspectores.

De hecho, el informe de la inspección en que se basa la denuncia de la Fiscalía dice lo siguiente: 'Sin embargo, y pese a los requerimientos efectuados por la inspección, la obligada tributaria [Rosalía Iglesias] no ha aportado documento alguno que sirva de soporte probatorio a lo consignado en su declaración de IRPF'.

Más adelante, el informe abunda en que Iglesias no ha aportado 'ninguna información' sobre qué operación de venta le reportó los 500.000 euros. 'Al no haber efectuado requerimientos de información a terceros, por desconocer cuál es el bien o derecho transmitido, no se ha podido comprobar la realidad de la operación más allá de su consignación en la propia declaración de IRPF'. Al consignarse en esa declaración que el medio millón de euros era producto de la venta de 'elementos patrimoniales' adquiridos en 1987 por 1.803 euros, 'tal ganancia patrimonial estaba exenta' de tributación de ser cierta, explica Hacienda.

Hacienda comenzó a inspeccionar a Iglesias en noviembre de 2010. La firmante del informe de inspección a la mujer de Bárcenas recalca en sus páginas que las averiguaciones arrancaron sin que fuera posible notificárselas personalmente a la interesada. Iglesias no acudió a Hacienda hasta el 13 de mayo. Según la defensa de Bárcenas, su hermana había fallecido un mes antes tras un año gravemente enferma.