Público
Público

Antoni Castells renuncia a ir en las listas del PSC

El conseller critica la sumisión de los socialistas catalanes a los intereses del PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Josep-Lluís Carod-Rovira, Joan Saura y ahora Antoni Castells. Si, contra todos los sondeos, hay un tercer Tripartito, las caras que lo protagonizarán poco tendrán ya que ver con las que, en 2003, auparon a la izquierda a la Generalitat. El conseller de Economia, Antoni Castells, anunció hoy que en otoño no repetirá en las listas del PSC, en las que José Montilla reservaba, como en 2006, el número dos para quien encarnó la negociación del nuevo sistema de financiación.

En una entrevista en los periódicos Avui y El Punt, el conseller de Economia, que esta legislatura no ha escondido sus discrepancias con el PSOE, con la cúpula del PSC y también con sus socios en el Govern por asuntos como el impuesto de sucesiones, asegura que prefiere cierta 'libertad y distancia' y, una vez más, hurga en las contradicciones entre los socialistas catalanes y españoles.

Castells lamenta que, desde la sentencia del TC que ha recortado el Estatut, 'se han visto más claras las servidumbres del PSC hacia el PSOE' y pone como ejemplo la incapacidad de defender una posición propia en Madrid en un momento en que las posiciones 'no son las mismas' y su formación está 'diluida' e 'hipotecada'.

Castells no ahorra críticas a la ministra de Defensa, Carme Chacón, ni al presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero. De este dice que le produce 'perplejidad' que hable del Estatut 'como si no fuera cosa suya'. Muestra 'admiración' hacia Montilla pese a discrepar de su línea política y llama a reforzar y renovar el proyecto del PSC, que debe buscar el 'espacio central' de cara al futuro.

Castells ya habla de futuro, como lo hacen destacados dirigentes del socialismo catalán ante el nada halagüeño escenario electoral. De hecho no eran pocas las voces dentro del PSC que llevaban semanas advirtiendo del alejamiento de Castells y de que su carácter se estaba 'agriando' con sus compañeros y en relación a la situación política. Incluso Montilla pidió a algunos de los dirigentes del ala más catalanista del partido que mediaran ante él para garantizar la implicación en campaña de un dirigente que concita apoyos discretos en la estructura del partido pero que, por la conselleria que ha ocupado durante siete años, es capaz de 'llegar' a sectores de la sociedad que están fuera del alcance de otros de sus compañeros de filas.

Su decisión de no ir de número dos en las listas del PSC puede allanar el camino a la opción más renovadora, la que encarna la secretaria del Govern, Laia Bonet.