Público
Público

Apartado un médico de El Ejido por distribuir pornografía infantil

Fue detenido en diciembre, puesto en libertad y había regresado a su puesto de trabajo, lo que generó malestar entre compañeros y pacientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha apartado 'cautelarmente de la actividad asistencial' a un médico de 54 años que prestaba servicio en un centro de salud de El Ejido (Almería), y que fue detenido en diciembre por distribuir pornografía infantil en redes privadas de intercambio de archivos. Fuentes de la Delegación de Salud de la Junta en Almería han precisado que esta medida cautelar fue adoptada ayer martes.

La Policía intervino contenido de 'extrema dureza'

El médico, J.H.A.P., de 54 años, prestaba servicio en el centro de salud Ejido Norte, donde pasaba consulta en urgencias. Fuentes cercanas al caso han señalado que su reincorporación al puesto de trabajo tras su puesta en libertad con cargos había generado malestar entre los profesionales del centro y algunos pacientes, que habían identifcado al médico por sus iniciales.

Según informó la Policía Nacional tras la detención del médico, con domicilio en El Ejido, le fueron intervenidos un ordenador portátil, cuatro discos duros, un DVD, una cámara fotográfica, tres memorias portátiles ,y miles de archivos de contenido pornográfico infantil de 'extrema dureza'.

Prestaba servicio pasando consulta en urgencias

En la operación policial también fue detenido otro joven de 21 años en Valencia por distribuir pornografía infantil de extrema crudeza mediante redes privadas de intercambio de archivos a las que sólo se puede acceder por invitación.

Los dos detenidos utilizaban un software gratuito para compartir de forma rápida, gratuita y restringida archivos pedófilos con contactos 'de confianza', de forma similar a como funcionan las redes P2P.

Los arrestos se enmarcan en una investigación internacional realizada por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT), la Online Child Exploittion Across New Zealand y el grupo de trabajo Innocent Images Task Force del FBI.