Público
Público

La apertura de las presas y la lluvia agravan las inundaciones en Jerez

El desbordamiento del río Guadalete, en su nivel más alto en 100 años, anega barrios enteros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los miles de vecinos de las barriadas rurales de Jerez de la Frontera (Cádiz), inundadas por el desbordamiento del río Guadalete hace tres días, viven con inquietud las alertas sobre nuevas crecidas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado para hoy la alerta amarilla por lluvias y la Agencia Andaluza del Agua ha advertido de que continuará reduciendo líquido de los embalses río arriba, principal causa del desbordamiento. 'Cuando una ola que llega a la orilla es mayor que la anterior, casi dejo de respirar', contaba ayer Josefa Ruiz desde su vivienda, en una de las barriadas afectadas.

'El caudal del Guadalete no estaba tan alto desde hace 100 años', confirman desde la Agencia del Agua. La riada sobrepasa las ventanas de las casas y deja al aire sólo los tejados. Neveras, sillas y mesas asomaban ayer en la superficie del agua.

Hay vecinos que han tenido que usar barcas para regresar a sus hogares. Señales de tráfico sumergidas atestiguaban la magnitud del desastre. Los afectados superan los 2.000, contando las numerosas explotaciones agrícolas y negocios afectados. Hasta 26 familias fueron desalojadas de sus hogares, en las barriadas de Las Pachecas, El Portal y La Greduela.

El número de evacuados podría aumentar en las próximas horas si las lluvias se ceban tanto en esta zona como en la sierra de Cádiz, de donde se nutren los embalses. 'La mitad de Las Pachecas está bajo el agua', lamentó ayer Francisca Archidona, delegada de la Alcaldía de Jerez. 'Hemos evacuado a los niños y a los ancianos, pero algunos no quieren irse', confirmó María José Tejero, presidenta de la asociación vecinal.