Público
Público

Aprobada por sorpresa una ayuda a autónomos en paro

La reforma laboral arranca su fase definitiva en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El día histórico de los trabajadores autónomos que se esperaba hoy se transformó en un enredo del que va a costar salir. El pleno del Congreso de los Diputados daba luz verde de forma definitiva a la nueva prestación por cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia. El paro de los autónomos veía por fin la luz. Y así fue, pero en el camino se cruzó una enmienda de CiU por la que se crea una nueva prestación no contributiva de 425 euros mensuales durante seis meses para autónomos que no reciban ninguna ayuda económica estatal.

La enmienda venía del Senado, pero el PSOE confiaba en que el PNV la rechazaría. No fue así y, contra todo pronóstico, se aprobó.

Corbacho prefirió quedarse en su escaño a presentar la reforma al pleno

En concreto, lo que se idea es una fórmula para que la medida extraordinaria de otorgar una prestación de 426 euros a trabajadores que hayan agotado el desempleo, recién prorrogada por seis meses, llegue también a los trabajadores por cuenta propia, que hasta ahora no tenían ni paro (y tardarán en percibirlo, puesto que deben cotizar en un régimen determinado para tener derecho), por lo que no podían acogerse a la medida.

La enmienda aprobada tiene efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2009 y está destinada a trabajadores cuya media de ingresos familiares por persona no supere el 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Es aplicable a autónomos que hayan cotizado en el Régimen Especial tres de los últimos cinco años.

La enmienda salió adelante por una ajustada votación en la que fueron clave los votos del PNV. Prosperó por 175 votos a favor, 171 en contra y tres abstenciones. El PSOE cree que la nueva prestación atenta contra la ley del reconocimiento del paro, ya que nadie cotizará si puede obtener una prestación sin hacerlo.

El PSOE negocia con CiU, PNV y ERC y confía en lograr su aval

Fuentes del PSOE calificaron esta iniciativa de 'esperpéntica' y dijeron que 'la política de la derecha española y catalana consiste en bajar los impuestos hasta el suelo y subir los gastos hasta cielo'. El PSOE ha introducido una enmienda en la Ley de Reforma Laboral para tratar de anular por esa vía esta nueva prestación. Para ello, tendrá que convencer al PNV de que modifique su voto.

Precisamente, la reforma laboral entrará hoy en su última fase de tramitación en el Congreso tras sortear hoy las enmiendas a la totalidad del texto defendidas por IU-ICV y el BNG. El martes se reunirá la ponencia que elaborará un dictamen recogiendo las modificaciones acordadas para el texto, que la Comisión de Trabajo de la Cámara validará dos días después si se cumplen las expectativas del Ejecutivo. Un procedimiento rápido y más operativo que el debate en pleno, pero también más opaco, según denuncian los grupos que cuestionan con más carga crítica la reforma.

La negociación se abre desde ahora tomando como base las enmiendas registradas a última hora de hoy por los grupos. El PSOE negocia a contrarreloj con CiU, PNV y ERC fundamentalmente y confía en que el texto, ya en vigor, salga del Congreso 'mejorado' y con el aval de una 'amplia mayoría', según pronostican los negociadores socialistas, que no conocieron el contenido de las enmiendas del PP hasta que los conservadores consumieron hasta el último minuto del plazo de presentación.

El ministro de Trabajo anunció sus intenciones fuera del hemiciclo tras negarse a presentar la reforma durante el debate forzado por la izquierda minoritaria. Celestino Corbacho prefirió pronunciarse en los pasillos del Congreso para anunciar un próximo texto definitivo en el que 'se ajusten más y mejor' las causas objetivas de despido para evitar que las circunstancias que ahora se recogen puedan convertirse en una 'puerta falsa'.

Es todo cuanto concretó el Ejecutivo al término de un debate en el que el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, lució una chapa en la solapa con la factura del 'No a la guerra', y otro lema: 'Sí a la huelga'.