Público
Público

AQMI exige ahora sólo un preso por los cooperantes

Taghi Ould Youssef es la mano derecha del jefe terrorista que retiene a Vilalta y Pascual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los secuestradores de Roque Pascual y Albert Vilalta han trasladado al Gobierno español que pondrán en libertad a los cooperantes si Mauritania excarcela a Taghi Ould Youssef, miembro de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI), al que los servicios de Inteligencia de la zona consideran mano derecha de Moctar Belmojtar, jefe de la facción que mantiene retenidos desde hace más de seis meses a los españoles.

Este fue el objeto del viaje relámpago que el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, realizó el domingo a Nouakchott, donde se entrevistó con el jefe de Estado mauritano, el general Mohamed Ould Abdelaziz, según informaba ayer la agencia Sahara Media.

El Gobierno mauritano se niega en público a las excarcelaciones

Moratinos admitió ayer que en la reunión se había hablado del secuestro, pero evitó ofrecer más detalles. 'La discreción y la confianza son elementos esenciales en nuestra actuación', comentó el jefe de la diplomacia española, quien añadió que el Gobierno sabe que los cooperantes se encuentran bien y que el motivo principal de su viaje fue preparar la Conferencia de Donantes que se celebrará en París en dos semanas.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) abrió a principios del pasado mes una nueva vía de contacto con los secuestradores, que estos habrían utilizado para hacer llegar su exigencia de excarcelación del terrorista preso en Mauritania. De confirmarse, AQMI rebajaría considerablemente sus condiciones. A finales del pasado año, los terroristas hicieron llegar al Gobierno la exigencia de un rescate millonario, y la excarcelación de reclusos en Mali y Mauritania.

El 3 de mayo pasado, un avión de Royal Air Maroc aterrizó en el aeropuerto de Nouakchott procedente de Niamey, la capital de Níger. En su interior viajaba custodiado Taghi Ould Youssef. Había estado detenido en ese país ocho meses, en cumplimiento de una orden internacional de detención. Mauritania lo reclamaba por participar en los enfrentamientos entre Al Qaeda y la policía del país en Tevrag Zeina, en el norte del país, a principios de 2008. Fallecieron un policía y dos terroristas, mientras que varios agentes resultaron heridos. El pasado miércoles, un juez antiterrorista imputó a Taghi Ould Youssef por 'intento de tomar rehenes, secuestro de personas y recolecta fondos para actividades terroristas'.

Moratinos viajó por sorpresa a Nouakchott el pasado domingo 

El principal obstáculo que presenta esta última exigencia para liberar a los cooperantes es la firme oposición del Gobierno mauritano a excarcelar presos de AQMI a cambio de rehenes occidentales. La posición de Mauritania se endureció tras los hechos que motivaron la puesta en libertad el 23 de febrero del francés Pierre Camatte. Los terroristas sólo dejaron marchar al francés después de que un tribunal de Bamako juzgara apresuradamente a cuatro miembros de AQMI. Una condena a nueve meses supuso su inmediata excarcelación.

A principios de ese mes, el canciller francés, Bernard Kouchner, había viajado por sorpresa a Malí horas antes de que expirara el plazo para que los terroristas asesinaran a Camatte, una amenaza que no se ha dado con los españoles.

Las excarcelaciones provocaron un terremoto diplomático en la zona. Uno de los terroristas era reclamado por Mauritania, país que llamó a consultas a su embajador, al igual que hizo Argelia, donde AQMI comete la gran mayoría de los atentados, en parte con el dinero que obtiene de los secuestros. Al Qaeda mantiene secuestrado a otro francés, que fue capturado en Níger, desde el pasado 19 de abril. 

Sin exigencias públicas
La negociación por la libertad de los españoles cuenta con la ventaja de que los terroristas en ningún momento han hecho públicas sus exigencias y siempre las han trasladado a través de los mediadores. Esto ha permitido que fueran rebajadas.

Gámez, el precedente
Los cooperantes fueron secuestrados el 29 de noviembre de 2009. El 10 de marzo fue puesta en libertad su compañera Alicia Gámez. Los terroristas alegaron que tenía problemas de salud y que se había convertido al islam. Nada de eso es cierto. La verdadera razón podría haber sido el pago de un rescate.

Segundo más largo
El secuestro de Roque Pascual y Albert Vilalta es el segundo más largo de los practicados por Al Qaeda en el Sahel. Llevan más de seis meses en poder de AQMI, pero un matrimonio de austriacos estuvo retenido en 2008 durante ocho meses.

Sin rehenes asesinados
De las dos grandes facciones de AQMI, la de Moctar Belmojtar, que retiene a los españoles, no cuenta con rehenes asesinados en su historial. Por contra, el otro ala, el que lidera Abu Zeid, mató al británico Edwyn Dyer en junio de 2009 al negarse el Gobierno británico a satisfacer cualquiera de las exigencias que planteaban los terroristas de Al Qaeda.