Público
Público

Aralar abre NaBai a Batasuna para 2011

La izquierda abertzale rechaza a priori la propuesta "Sin un análisis profundo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aralar abrió ayer las puertas de Nafarroa Bai a la ilegalizada Batasuna para participar en las elecciones municipales y forales de 2011. La condición para ello es asumir la defensa de 'todos los derechos humanos' y 'el rechazo explícito' de la violencia.

El coordinador de Aralar en Navarra, Txentxo Jiménez, trasladó esta 'invitación', a la vista del resultado del debate interno en la ilegalizada Batasuna y la asunción de los principios de Mitchell para impulsar un 'proceso democrático' sin violencia. 'Este recorrido iniciado debe ser confirmado con los hechos en la práctica política', advirtió Jiménez.

Aralar realiza esta propuesta apenas dos semanas antes de que concluya, el 15 de marzo, el plazo que dio al resto de miembros de NaBai [EA, Batzarre y PNV] para decidir si continuarán en la coalición en 2011. En el caso de la ilegalizada Batasuna, Txentxo Jiménez apuntó que si opta por sumarse bajo las condiciones señaladas, él mismo, 'personalmente, saldría a recibirles'.

Ni el tono ni las formas de la invitación de Aralar agradaron, a priori, a la ilegalizada Batasuna. Le respondió que no comparte propuestas 'coyunturales' de esta naturaleza porque, a su juicio, 'no responden a un análisis profundo' de la situación sociopolítica de Navarra. Según la sensibilidad de la izquierda abertzale ilegalizada, el 'cambio político y social' de Navarra debe partir primero de la 'activación popular' de la ciudadanía. 'A día de hoy, el debate sobre fórmulas electorales y ultimátums como el del 15 de marzo no son comprensibles', agregó.

La propuesta lanzada por Aralar suscitó, en cualquier caso, las reacciones de otros partidos. El parlamentario de Nafarroa Bai y miembro de Batzarre Ioseba Eceolaza replicó a Txentxo Jiménez que hoy por hoy 'no cabe la colaboración con Batasuna mientras estén en entredicho, como lo están, derechos humanos tan fundamentales como el de la vida'. Se basó para tal aseveración en los movimientos de ETA en Portugal.

El movimiento de Aralar también provocó sendas reacciones del PSN y de UPN, que coincidieron en reclamar a los cuatro partidos que integran Nafarroa Bai que aclaren su postura ante Batasuna y las elecciones de 2011.