Público
Público

Archivada la denuncia al PP por el juego que disparaba a inmigrantes

La Fiscalía estima que lo asumió como un error y lo retiró de forma inmediata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía ha archivado la denuncia que presentó la asociación SOS Racismo por el videojuego del PP que consistía en disparar a inmigrantes 'sin papeles' e independentistas, porque la propia formación lo asumió como un error y lo retiró de forma inmediata.

En su escrito, el fiscal de Delitos de Odio y Discriminación, Miguel Ángel Aguilar, argumenta que no hay indicios suficientes de delito en el videojuego 'Rescate', que se colgó en la página web del PP la noche del 17 de noviembre, en plena campaña electoral catalana y que fue retirado horas después.

El vídeo, denominado Rescate y diseñado por Noves Generacions del PP, estaba protagonizado por una Alicia Croft que, a imagen del cinematográfico personaje Lara Croft, lanzaba ideas para resolver los problemas de los catalanes y, en una de sus etapas, disparaba contra unos 'inmigrantes ilegales' que se lanzaban en paracaídas de un avión.

El fiscal ha decidido archivar la denuncia tras analizar el contenido del videojuego y atendiendo a la 'rápida reacción' de los dirigentes del PP, que lo retiraron inmediatamente de su web y reconocieron además 'el error que supuso su puesta a disposición de la ciudadanía'. En su decreto de archivo, el fiscal añade que no le corresponde a él valorar la oportunidad del videojuego y su contenido o el acierto o desacierto de sus mensajes políticos, pero advierte de que 'la discriminación está proscrita' tanto por la Constitución como por el Estatut.

Esas normas, recuerda el ministerio público, 'deben inspirar no sólo la actuación de los poderes públicos sino también la actividad y el comportamiento de los representantes de las diversas formaciones políticas', en el marco de una sociedad democrática en que estén representadas todas las personas, 'con independencia de su origen, nacionalidad, ideología y creencias'. En su denuncia, la asociación SOS Racismo acusó de un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas a los responsables del videojuego.

Por su parte, el PPC achacó los disparos a inmigrantes e independentistas a un error de la empresa que desarrolló el videojuego y aseguró que su intención era que la candidata a la presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, atacara de forma simbólica a las mafias que trafican con la inmigración ilegal.