Público
Público

Arenas propone menos impuestos y más inversión

No aclara qué recortes haría para equilibrar los Presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP de Andalucía, Javier Arenas, denunció ayer que la política económica que está desarrollando el Gobierno va en contra 'del sentido común' y no se arregla 'con propaganda'.

Arenas, que fue a Ronda a presentar a los candidatos de su partido, afirmó que con los Presupuestos Generales del Estado, José Luis Rodríguez Zapatero ha dejado al descubierto su 'agenda oculta'. Esta, según él, es la causante de los cuatro millones de parados y se sintetiza en 'más impuestos, menos inversiones y más recortes sociales'.

Frente a esta, el dirigente conservador presentó 'la de la alternativa': 'Menos impuestos para los que creen empleo, garantía de las pensiones, como hicimos cuando gobernamos en España; e incremento de las inversiones. Lo que traerá empleo, empleo y empleo'. El PP siempre se apoya en esta fórmula mágica sin revelar nunca qué partidas recortaría.

Ayer quedó también bien patente que lo que peor lleva el PP de la remodelación de Gobierno es el protagonismo adquirido por Alfredo Pérez Rubalcaba. Los conservadores le tienen en su punto de mira desde hace tiempo. Muchos tienen aún clavada en la retina su comparecencia del 13 de marzo de 2004, tras los atentados del 11-M, cuando dijo aquello de 'los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta'.

Rubalcaba se ha convertido ahora en el centro de sus argumentarios

Para muchos, esas palabras son claves para comprender la derrota de Mariano Rajoy. Desde entonces, el PP, en la oposición, atribuye a Rubalcaba, como titular de Interior, todos los informes, filtraciones y detenciones en los que aparecen sus cargos salpicados por los escándalos de corrupción.

Por eso Rubalcaba se ha convertido ahora en el centro de sus argumentarios. El PP no descarta que, de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2011, aparezcan nuevos datos o grabaciones que les comprometan y tienen preparada la artillería pesada.

Una muestra de ella se dejó ver el miércoles pasado, con Rubalcaba estrenando su nuevo cargo en el Congreso. La derecha le identificó con 'la mentira', los GAL y con 'la X' del caso Faisán. Ayer, coincidiendo con su debut en un mitin, fue Arenas quien dejó al descubierto la obsesión del PP por el vicepresidente primero y portavoz del Gobierno. 'Los mismos que gestionaron los últimos años del felipismo van a ser los que gestionen los últimos meses del zapaterismo', dijo al resumir el cambio de Gobierno.

El líder del PP de Andalucía aprovechó el tirón de las encuestas para volver a reivindicar 'el cambio', un eslogan que recuerda al de la campaña del PSOE de 1982 que protagonizó ese Felipe González que tanto mientan últimamente.

Además, Arenas pidió al Gobierno que no se deje 'engañar' por ETA, porque 'hoy no es viable que Batasuna vaya a unas elecciones democráticas'. Y que sea 'firme' al defender 'la dignidad nacional' ante Hugo Chávez. 'No podemos consentir ni un minuto más que Venezuela se ría de la democracia española', advirtió.