Público
Público

Arenas intenta que la reprobación de Duran no salpique a Aguirre ni a Mato

Presenta un texto de censura al líder de Unió que elude los desprecios a Andalucía del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javier Arenas pretende que la reprobación en el Parlamento andaluz de Josep Antoni Duran i Lleida no obligue al PP a entonar un mea culpa. La proposición no de ley presentada el lunes por el PSOE para censurar las manifestaciones del portavoz de CiU en el Congreso pretende no sólo solemnizar un rechazo a sus palabras, sino también obligar al PP a tragar ricino. ¿Cómo? El texto rechaza el reciente menosprecio del líder de Unió a los jornaleros andaluces y extremeños, pero hace 'extensible' dicho rechazo a otras frases pronunciadas por dirigentes conservadores como Esperanza Aguirre ('el Gobierno da pitas, pitas' con el PER), Ana Mato ('los niños andaluces son prácticamente analfabetos') o Alejo Vidal Quadras ('Blas Infante es un cretino'). El PP andaluz no parece dispuesto a pasar por ese aro.

El Grupo Popular presentó ayer su propia proposición no de ley de reprobación de Duran, que el sábado lamentó que 'con lo que damos nosotros de aportación conjunta al Estado, [hay jornaleros que] reciben un PER para pasar toda la jornada en el bar'. El texto del PP propone que el Parlamento 'rechace rotundamente' estas palabras por ser 'ofensivas, denigrantes y falsas'. La proposición señala que el PER es 'un instrumento esencial para el desarrollo de nuestros pueblos y la mejora de sus servicios, para la generación de empleo y para evitar el despoblamiento'.

Arenas justificó la presentación de su iniciativa en que la del PSOE contiene 'al menos 50 insultos' al PP. 'Y encima querían que la firmáramos y nos insultáramos a nosotros mismos', ironizó. La situación es incómoda para él. El PSOE tiene mayoría absoluta y puede aprobar su texto sin el PP, que en caso de descolgarse permitiría a los socialistas recuperar uno de sus discursos preferidos, según el cual Arenas se inscribe en una derecha señoritinga alineada con quienes desprecian a Andalucía. Arenas, que tras perder tres elecciones ahora tiene a tiro la victoria, lleva años esforzándose en que sus compañeros de Despeñaperros para arriba no den excusas al PSOE para enarbolar ese discurso.

Donde sí habrá consenso con seguridad es en la Asamblea de Extremadura, que aprobará mañana una declaración de reprobación de Duran pactada por PP, PSOE e IU. Según la declaración, sus palabras fueron 'una ofensa para todos los extremeños'.

Por su parte, la Generalitat dio ayer respaldo a 'todas' las declaraciones que hizo Duran la semana pasada. Además de sus palabras sobre el PER, Duran dijo que los inmigrantes provocan la caída del precio de los inmuebles en sus barrios y el descenso del nivel en sus escuelas. 'El Govern se siente plenamente cómodo con lo que ha dicho el señor Duran', dijo el portavoz del Govern, Francesc Homs, informa Albert Martín Vidal.