Público
Público

Arranca en la Complutense el curso y "la batalla por la universidad pública"

Más de un centenar de estudiantes, junto a algunos trabajadores de administración y profesores, protestan en la apertura del curso académico de la universidad madrileña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pitidos y gritos a favor de la educación pública han sonado en Madrid durante la apertura del curso académico de la Universidad Complutense. El acto, celebrado en el Paraninfo, ha sido presidido por el rector, José Carrillo, que se ha encontrado con protestas tanto dentro como fuera del edificio. El claustro universitario en el interior ha lucido lazos verdes, color insignia de las protestas por la Educación. Al mismo tiempo, en las puertas se han concentrado más de cien estudiantes junto a algunos profesores y trabajadores de administración y servicios de las facultades para protestar contra los recortes de presupuestos, la subida de las tasas y la disminución de las becas.

La Plataforma de Trabajadores y el movimiento estudiantil, organizado en la plataforma Toma la Facultad, se han concentrado en la calle ante un cordón policial que les impedía acercarse a las puertas del edificio, que tampoco han podido traspasar varios periodistas y profesores acreditados. La intención de la protesta era 'demostrar a las autoridades académicas de la Complutense que éste va a ser un año de batalla por la universidad pública', según ha explicado el portavoz de los estudiantes, Víctor Valdés, en declaraciones a Público.

'Vuestras tasas son violencia', han gritado los estudiantes ante el ParaninfoLos concentrados denunciaban de esta forma que 'nos están recortando los presupuestos, están haciendo que la universidad de ahogue en deudas. La Complutense tiene una deuda de 300 millones de euros y creemos que esto es inadmisible'. Y, por eso, creen que 'hay que dar la pelea desde el principio'. Ante el cordón de la Policía Nacional los estudiantes han coreado lemas tales como 'la uni no se vende, se defiende', 'vuestras tasas son violencia' o 'fuera matones de la universidad', en referencia a los agentes allí presentes.

Varios estudiantes y un profesor de Derecho han pedido a los policías que les dejaran pasar al acto para poder llevar la protesta ante los ojos de las autoridades académicas. Ante la negativa de los agentes, todos han sacado su tarjeta de identidad universitaria y, levantándolas, han dicho que ellos también forman parte de la universidad. Posteriormente, han empezado a acusar a los agentes de la violencia de las cargas policiales que tuvieron lugar el pasado martes durante la protesta ante el Congreso de los Diputados. 

Ante los recortes tanto del Gobierno de Rajoy como de la Comunidad de Madrid los estudiantes tienen claro que 'el ataque a los derechos no responde exclusivamente al sector estudiantil, sin que también afecta a los trabajadores, tanto a los de administración y servicios como a los profesores' y por eso creen que deben protestar todos unidos.