Público
Público

Arranca una Feria de Abril blindada

2.600 agentes protegerán el recinto ferial y Sevilla durante los próximos siete días. La Policía usará detectores de armas de fuego y armas blancas ante el riesgo de atentados. El evento recibe medio millón de visitas al día y dejará más de 800 millones de euros en la ciudad.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Coche de caballos en la Feria de Abril. WIKIPEDIA

La Feria de Abril de este año, que arranca esta medianoche con el alumbrado de la portada, es atípica por varias razones: empieza antes, la noche del sábado en vez del lunes, porque hace siete meses los sevillanos votaron en un referéndum convocado por el Ayuntamiento a favor de una Feria más larga. Esta fiesta genera unos ingresos para la ciudad de 722 millones de euros de media, que este año sumarán 121 millones de euros extra al prolongarse un día más, abarcando dos fines de semana, en vez de uno.

El impacto económico de la Feria para Sevilla rondaría los 850 millones de euros, según una estimación conservadora que ha hecho el Gobierno municipal. A partir de hoy, el Real recibirá de media casi medio millón de visitantes al día (el 12,8% proviene de fuera de Sevilla), aunque este año las previsiones superan la media porque coincide con un puente largo en Madrid y Renfe ha aumentado el servicio de trenes AVE con la capital. Los 218 hoteles y 961 alojamientos turísticos superarán el 95% de ocupación en el primer tramo de la festividad, coincidiendo con el puente del 1 de mayo, y bajarán hasta el 85% en la segunda mitad. La oferta de camas rebasa las 25.000 plazas en toda la ciudad.

El impacto que tiene la Feria en la economía de Sevilla, sumando el gasto directo y los efectos inducidos (beneficios para la moda flamenca, la artesanía relacionada con el caballo, taxis, etc), supera el 3,5% del PIB anual de la ciudad, según un estudio de la Universidad de Sevilla. El gasto medio de los residentes ronda los 135 euros diarios per capita -en comida y bebida, principalmente- y el gasto medio de los turistas dentro del Real ronda los 200 euros al día.

Pero hay un hecho diferencial en la Feria de este año, y no es tan agradable. El Ministerio de Interior, que dirige el exalcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha declarado de especial riesgo la fiesta, no sólo por el volumen de personas que acogerá el recinto ferial, sino por la amenaza real de atentados islamistas (están cerca los sucesos de Francia, Alemania y Reino Unido). La Policía Nacional contará con un dispositivo de 2.000 agentes que protegerán la ciudad de Sevilla y su festejo durante toda la semana, que patrullarán el Real las 24 horas del día, y que por primera vez portarán detectores de metales para localizar y requisar armas de fuego y armas blancas. Los controles de detección de armas se harán de forma aleatoria. Junto a efectivos de la Guardia Civil y de Tráfico, en total habrá 2.600 agentes velando por la seguridad de la Feria, un 14% más que el año pasado.

La Delegación del Gobierno en Andalucía, que dirige Antonio Sanz, justifica el despliegue policial en el hecho de que España está en nivel de alerta 4 en materia antiterrorista, pero también que ver con que la Feria es más larga este año y la afluencia de visitantes será mayor. Desde el Ayuntamiento, el delegado de Seguridad, Juan Carlos Cabrera, también ha defendido la necesidad de extremar la seguridad, dado que la amenaza de un atentado terrorista es “real”. El Ministerio de Interior ha destinado diez unidades policiales a la vigilancia y control de la efeméride, incluido helicópteros, Tedax (antiexplosivos), antidisturbios, guías caninos, caballería y agentes de subsuelo.

La Feria de Abril es una pequeña ciudad efímera que se levanta en una explanada de 275.000 metros cuadrados del barrio sevillano de Los Remedios: 1.051 casetas (532 familiares, 507 de entidades o empresas privadas, 67 de distritos públicos, tres municipales y 11 de servicios); 25 manzanas, 15 calles adoquinadas, con aceras de albero amarillo, 212.000 bombillas y 100.000 farolillos. El Ayuntamiento destina a 400 trabajadores d ellas contratas municipales para su mantenimiento durante los siete días que dura el festejo (se realizan 125.000 horas de trabajo). En la medianoche de este sábado se encenderán las 25.000 bombillas de la portada, que este año está dedicada al 25 aniversario de la Expo’92.

Uno de los puntos de mayor seguridad es la zona de las atracciones, conocida como calle del Infierno. Ocupa 125.000 metros cuadrados, donde se han instalado cerca de 400 actividades lúdicas, dirigidas sobre todo al público infantil. El dispositivo de seguridad contará con agentes de distintas unidades y brigadas, durante las 24 horas, cuyas misiones de vigilancia y prevención se desplegarán en el Real de la Feria, el Parque de Atracciones, la zona de fuegos artificiales, la Plaza de Toros de la Real Maestranza y en las bolsas de aparcamientos y paradas de autobuses del recinto ferial, así como la parada de metro y las vías de acceso.