Público
Público

"Arrastramos una herencia de años de gestión calamitosa"

Carmen Pérez, médica de 60 años. Puede afectarle el ERE temporal del Hospital de Sant Pau

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gestionar las entidades públicas como si fuesen privadas y responsabilizar a la alta dirección de los resultados obtenidos es la solución que propone Carmen Pérez a lo que considera una situación 'caótica, insultante y sin precedentes'. Esta médica especializada en radiología considera que la sanidad pública catalana se enfrenta a una 'herencia envenenada fruto de años y años de una gestión directiva y política calamitosa'. Trabaja en el Hospital de Sant Pau de Barcelona desde hace 32 años y reconoce que no es su puesto de trabajo lo que le preocupa, sino la calidad de la asistencia médica y el futuro de la sanidad pública catalana.

Poco después de acabar sus estudios de Medicina en la Universitat de Barcelona, la doctora Pérez empezó a trabajar en el Hospital de Sant Pau, que se enfrenta ahora a un expediente de regulación de empleo que afectará de forma temporal a más de 1.400 trabajadores. 'En toda una vida que llevo trabajando aquí, nunca había visto semejante atentado a la dignidad de las personas. Nos están tomando el pelo a todos; a los médicos, a los enfermeros, a los pacientes y sus familiares... Políticos y gerentes pretenden que entre todos arrimemos el hombro y paguemos las épocas de excesos y mala gestión de centros como este, en el que durante muchos años la dirección del hospital no supo contener el gasto', explica la radióloga.

Pérez tiene clara la solución: 'Puesto que lo único que van a conseguir con este recorte sanitario es solucionar un problema temporal de liquidez, yo propongo que a partir de ahora los responsables encargados de hundir el sistema sanitario respondan con sus bienes, que se responsabilicen de su gestión'. Y pone un ejemplo: 'Todo el mundo admira y sigue al Barça. Pues, no hace mucho tiempo, la junta actual pidió explicaciones a la anterior directiva de los resultados económicos. En la sanidad, como es de todos', nadie se hace cargo del agujero que los anteriores gestores han dejado'.

La médica reconoce que el estrés al que se enfrentan los trabajadores médicos no influye en su trabajo, porque 'un sanitario tiene siempre presente el sentido de la responsabilidad profesional'.