Público
Público

El arzobispado de Valladolid suspende provisionalmente al cura de Zaratán

Un padre denunció al sacerdote por enviar mensajes subidos de tono a su hija, de 14 años, a través de una red social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Arzobispado de Valladolid ha suspendido de manera provisional el ejercicio público de Óliver Fernández, sacerdote de la parroquia de Zaratán, después de acosar a una chica de 14 años a través de la red social Twitter. 

La decisión ha sido adoptada por el prelado vallisoletano, Ricardo Blázquez, quien ya se había dirigido estos días a la familia de la chica para condenar el comportamiento 'deplorable' del presbítero.

Ante la noticia el Arzobispado ha reiterado que 'desde el primer momento' en que los responsables diocesanos tuvieron noticia de este hecho, se dieron los pasos convenientes para, además de pedir perdón a la familia, abordar la situación con el interesado y realizar las diligencias oportunas para conocer en profundidad los hechos, sus causas y consecuencias, y exigir las responsabilidades oportunas, procediendo de acuerdo con las instrucciones de la Santa Sede.

El Arzobispado mantiene una 'total disposición' para colaborar con la autoridad judicia

El Arzobispado mantiene una 'total disposición' para colaborar con la autoridad judicial en orden al esclarecimiento de los hechos y su justa valoración.

El primer mensaje de Óliver Fernández rezaba: 'Ola...queria decirte que eres un bellezon de chica, estas tremenda... no creo que te moleste pero es la verdad. con chicas como tu en este mundo merece la pena vivir. jejeje besos preciosidad'. 

Poco más tarde insistía: 'Jejeje, eso ya no es amor a primera vista sino cariño al primer mensaje jejejeje. Bueno no se si e sque te miras poco al espejo ero es verdad que estas estupenda y mas en esa foto principal en bikini tan sexy. Ademas puede que haya un pequeño problemilla jejeje que tengo unos cuantos años mas que tu jajajaja pero te saco mas de 10 años'.

'Ya he reconocido que mi actitud no fue la correcta. He pedido perdón y ahora mi situación está en manos del arzobispado y de la justicia',  ha señalado esta mañana a Público el párroco vallisoletano.