Público
Público

El arzobispo de Granada se apropia de una vía peatonal

Así lo denuncian vecinos del barrio de Almanjáyar, una de las zonas más deprimidas de la capital granadina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, se le ha abierto un nuevo frente. Vecinos del barrio de Almanjáyar, una de las zonas más deprimidas de la capital granadina, denuncian que la Escuela de Magisterio que construye el prelado ha eliminado una vía peatonal de unos cinco metros de anchura y una franja destinada a jardín de las viviendas sociales colindantes. El vial, con entrada restringida para vehículos de emergencia, era el único acceso de bomberos a los tres bloques de la urbanización aledaña, en la que habitan unos cien vecinos.

'Creen que la ignorancia anida en las viviendas sociales, pero se equivocan', afirma José González, uno de los afectados. 'El arzobispo se ha apropiado indebidamente de una zona de uso público que, según el plan de urbanismo, es una vía peatonal, y de un espacio que estaba destinado a jardín de las viviendas', explica. Según los vecinos, el muro que debía delimitar la parcela en la que se levanta la escuela debía guardar una distancia de unos nueve metros de sus casas. Pero está a un metro escaso.

La realidad, dicen, es que el solar en el que se construye la escuela tenía una superficie de 8.434 metros cuadrados, según el Registro de la Propiedad, y que el plan especial que ha permitido las obras asigna al solar 8.884 metros. Los vecinos han iniciado movilizaciones e insisten en que la superficie de los terrenos no ha aumentado milagrosamente. Los afectados no descartan llevar al arzobispo a los tribunales si no derriba el muro de hormigón que ocupa espacio público. De momento, han presentado una denuncia ante la Gerencia de Urbanismo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.