Público
Público

La Asamblea Nacional Catalana pide a la Generalitat que inicie el proceso de secesión

Diputados del Parlament de Catalunya, encabezados por la presidenta de la cámara, Núria de Gispert, agradecen a los organizadores de la manifestación de la Diada que hayan asumido la responsabilidad de trasladar un mensaje soberani

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El proceso hacia la independencia de Catalunya ya no tiene marcha atrás. Así lo afirmaba la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Carme Forcadell, al finalizar un encuentro que ha tenido lugar entre representantes de las organizaciones convocantes de la manifestación de la Diada y 21 diputados del Parlament de los grupos de CiU, PSC. ICV-EUiA y SI, encabezados por la presidenta de la cámara, Núria de Gispert, y de los dos vicepresidentes. Esta misma semana también les recibirá el presidente de la Generalitat, Artur Más, ha anunciado Gispert.

Los convocantes han hecho pública en esta recepción una petición formal al gobierno catalán para que inicie el proceso de secesión de España, un Estado, ha dicho 'que no nos admite como somos ni cómo queremos ser'. Queremos ser un nuevo estado europeo, ha reiterado Forcadell.

La Assemblea Nacional Catalana y la Associació de Municipis per la Independència han asegurado en el Parlament, al concluir la manifestación, que la movilización ciudadana ha de tener 'consecuencias históricas'. Han pedido ante los diputados que les han recibido, que 'escuchen al pueblo' y que busquen los apoyos internacionales necesarios, siguiendo los procedimientos previstos en los tratados internacionales, para hacer posible la proclamación de la independencia. Si así lo hacen, han asegurado, 'el pueblo os dará su apoyo incondicional'.

A las puertas del Parlament, mientras tanto, centenares de manifestantes volvían a gritar sin descanso en favor de la independencia y a entonar una y otra vez el himno nacional catalán, els Segadors.

'Podeis estar seguros que escucharemos la voz del pueblo', ha respondido a los convocantes la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, después de darles la bienvenida. Les ha felicitado por haber sabido organizar una jornada festiva y reivindicativa, por haber asumido 'la responsabilidad de trasladar un mensaje inequívocamente soberanista' y por haber hecho posible que el pueblo de Catalunya demuestre que está vivo y despierto. 'Los esfuerzos de hoy han de servir para que mañana el pueblo catalán ejerza su derecho a decidir'.

Según Oriol Pujol, secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya, la movilización de la Diada de este año hay que entenderla como un punto de inflexión. Pujol, que se encontraba entre los diputados que han recibido a los convocantes, ha señalado a Público, que la Diada de este año no se ha celebrado contra nadie. Ha servido para 'colocar las reivindicaciones de Catalunya ante el mundo'.

Desde el el punto de vista de los convocantes, Carles Castellanos, dirigente histórico del independentismo catalán, también ha explicado a Público que ahora los políticos se verán obligados a 'mover ficha'. Probablemente, a convocar elecciones anticipadas.