Público
Público

El asesino de dos gays, culpable de los delitos de homicidio e incendio

El tribunal popular sólo ha exculpado a Jacobo Piñeiro del delito de robo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jacobo Piñeiro, el autor confeso de la muerte de dos jóvenes homosexuales en la calle Oporto de Vigo en julio de 2006, ha sido declarado culpable por un jurado popular de dos delitos de asesinato y del delito de incendio.

Según el veredicto del jurado conocido esta tarde, Piñeiro ha sido exculpado del delito de hurto por considerar que al 'haberse deshecho de la maleta' que contenía diferentes objetos sustraídos de la vivienda 'no existe ánimo de lucro'.

El jurado considera que Piñeiro no actuó bajo los efectos de las drogas ni del alcohol.

Otras eximentes que alegó la defensa de Jacobo Piñeiro, como legítima defensa o miedo insuperable a ser violado.

Tampoco han sido tenidas en cuenta por el jurado, que ha pasado casi 15 horas deliberando. El portavoz del jurado ha considerado, además, que 'no debe proponerse al Gobierno central el indulto total o parcial de la pena impuesta'.

Además, reconoció el jurado que el acusado 'estaba en plenas facultades mentales' cuando sucedieron los hechos. En su decisión, el jurado ha fundamentado su decisión en las pruebas aportadas por médicos forenses o policía científica. Ahora, queda pendiente conocer la sentencia judicial, que se hará pública en los próximos días.

Tras conocer el veredicto del jurado, Jacobo Piñeiro abandonó el edificio judicial vigués, ya que no será trasladado a prisión hasta que exista una sentencia firme por haber agotado el tiempo máximo de prisión preventiva. La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, acogió desde la tarde del pasado jueves día 16 el segundo juicio contra Piñeiro, que quedó en libertad el 13 de julio una vez cumplido el plazo máximo de prisión provisional que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El segundo juicio contra Jacobo Piñeiro finalizó el miércoles en Vigo tras cinco jornadas de vista oral y, esa misma tarde, el jurado popular comenzó la reunión para deliberar.

Piñeiro quedó absuelto en 2009 por un jurado popular en un primer juicio de los dos delitos de asesinato tras alegar el acusado que había actuado por 'miedo insuperable' a ser violado por las dos víctimas y se le condenó a 20 años de prisión por el incendio de los cuerpos y la vivienda, aunque el Tribunal Superior de Justicia de Galicia anuló la sentencia y ordenó la repetición del juicio.

La Fiscalía solicita para Jacobo Piñeiro 60 años de prisión, mientras que la acusación particular pide esa misma pena y 18 meses más de prisión por hurto, ya que sustrajo diferentes objetos de valor del piso donde se cometieron los asesinatos.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha manifestado en un comunicado su satisfacción por la condena. Antonio Poveda, presidente de la federación, considera que 'se ha hecho justicia'.

'Hoy se cierra un proceso que ha causado mucho dolor a la familia de las victimas y que causó gran estupor general cuando el anterior jurado lo declaró inocente a pesar de haberse declarado autor del asesinato de ambos homosexuales tras asestarles 57 puñaladas', indicó Poveda en la nota.